Pelosi no debería apurar el juicio político: Jonathan Bernstein

Jonathan Bernstein

(Bloomberg) -- Con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunciando los próximos pasos en el proceso de juicio político el jueves, los demócratas ahora se enfrentan a dos decisiones difíciles: ¿qué deben incluir en los artículos del juicio político formal que están redactando? ¿Y qué tan rápido deberían hacerlo? A pesar de tener en cuenta el recordatorio de Brendan Nyhan de que Pelosi hace bien su trabajo, sugeriré que podría estar tomando algunos riesgos innecesarios.

En la primera pregunta, parece probable que haya tres artículos que incluirán dos cargos centrados en Ucrania y un tercero enfocado en la obstrucción de la justicia en la investigación del abogado especial al que, según informa Greg Sargent, algunos demócratas se oponen. Creo que Sargent tiene razón en que si van a hacer esto, también podrían incluir todos los aspectos principales en que el presidente Donald Trump ha violado su juramento. Esto probablemente implicaría un cargo de abuso de poder que podría acusar al presidente de todo, desde su desdén por las comunicaciones seguras hasta su indiferencia por las leyes de registros oficiales y sus ataques a los medios. También debería incluir su violación de las cláusulas de emolumentos constitucionales.

¿Los demócratas en los distritos marginales evitarían apoyar un juicio político más integral? Quizás. Pero eso está bien: siempre y cuando los artículos de Ucrania se aprueben con un voto demócrata unificado (o cercano), no hay perjuicio en ganar por un margen más estrecho en los demás o incluso perderlos. En las destituciones de Richard Nixon y Bill Clinton, los cargos fueron rechazados en el camino y rápidamente olvidados por todos. Y es igual de probable que aquellos en distritos difíciles tengan la oportunidad de dividir sus votos.

En cuanto al tiempo, la urgencia de Pelosi probablemente esté justificada. Pero la prisa por hacer esto antes del receso navideño, pasar de redactar artículos a aprobarlos en el comité, considerarlos en la Cámara y votarlos en solo dos semanas, parece arbitrario. Quizás Pelosi está preocupada de que una espera hasta enero pueda poner en peligro los votos que ahora tiene. Pero si el apoyo demócrata es realmente tan tenue, entonces arriesga un desastre en el Senado. No veo el inconveniente de pasar las próximas dos semanas presentando el caso cuidadosamente, reuniendo más evidencia y luego comenzando las deliberaciones en el comité judicial cuando vuelva el Congreso.

Por supuesto, esperar demasiado debilitaría el argumento de los demócratas de que el comportamiento de Trump es tan atroz que exige un juicio político incluso a finales de su mandato. Pero una votación a fines de febrero tendría algunas ventajas. Implicaría un juicio después de que el proceso de nominación demócrata esté en marcha —o incluso cuando haya producido un ganador— y daría tiempo para cumplir con otros plazos de presentación de la Cámara. A los legisladores inquietos por todo el proceso, además, les daría más tiempo entre el juicio político y las elecciones de noviembre.

Dicho esto, Pelosi generalmente sabe lo que está haciendo, y sabe más sobre lo que su caucus piensa que las personas ajenas. Pero me pregunto si una pausa tendría sentido para pensar sobre la mejor manera de proceder y para asegurarse de que la prisa no forzará ningún error evitable.

Nota Original:Pelosi Shouldn’t Rush Impeachment Process: Jonathan Bernstein

Esta columna no necesariamente refleja la opinión de la junta editorial o de Bloomberg LP y sus dueños.

Para contactar al editor responsable de la traducción de esta nota: Carlos Manuel Rodriguez, carlosmr@bloomberg.net

Reportero en la nota original: Jonathan Bernstein en New York, jbernstein62@bloomberg.net

Editor responsable de la nota original: Timothy Lavin, tlavin1@bloomberg.net

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

©2019 Bloomberg L.P.