El peligro de pertenecer al exclusivo grupo mundial de 'sangre dorada'

·7 min de lectura
El Rh se detecta cuando se realiza una prueba de sangre para determinar de qué tipo es. Para esto, es necesario analizar las proteínas (antígenos) que se encuentran en los glóbulos rojos. En algunos casos puede ser Rh positivo, si está presente el antígeno D. En caso contrario, sería Rh negativo. (Foto: Getty)
El Rh se detecta cuando se realiza una prueba de sangre para determinar de qué tipo es. Para esto, es necesario analizar las proteínas (antígenos) que se encuentran en los glóbulos rojos. En algunos casos puede ser Rh positivo, si está presente el antígeno D. En caso contrario, sería Rh negativo. (Foto: Getty)

El verdadero nombre de la 'sangre dorada' es Rhnull, que quiere decir que los glóbulos rojos no tienen ningún tipo de antígeno Rh. De los más de 30 tipos diferentes de sangre que existen, este es el más raro del mundo. En los últimos 70 años solo se han encontrado a 40 personas que la poseen, menos del 2 por ciento de la población mundial. 

En el año 1961 se describió el primer caso de Rh nulo, la persona en quien se detectó era una aborigen australiana. Posteriormente la comunidad científica identificó este raro grupo sanguíneo en otras personas y se fue dando a conocer a través de diversas publicaciones.

En 2014 el portal de investigación biomédica Mosaic sacó a luz el caso de Thomas, apodado “El hombre de la Sangre de Oro”. El diario The Atlantic también se hizo eco analizando la historia personal de más individuos afectados, y es uno de artículos que ha tenido una influencia más clara en la reciente expansión del conocimiento sobre el Rh nulo.

Aunque es muy valiosa, la 'sangre dorada' pone en una delicada situación de vida o muerte a quien la porta. Su valor es tal, que solo se utiliza en circunstancias especiales, ya que podría ser imposible de reemplazar. De hecho, una característica importante de los individuos Rh nulo es que sus hematíes (células de la sangre que transportan el oxígeno a los órganos y tejidos) presentan una vida menor, lo cual conduce a diferentes grados de anemia.

Esto es debido a la ausencia de antígenos Rh -el signo distintivo de este fenotipo- que provoca alteraciones estructurales en las proteínas de los glóbulos rojos. En concreto, se detecta debilidad en las membranas celulares que se asocia a filtraciones de iones de sodio y de potasio, y por eso, como decía, es habitual la anemia hemolítica, que causa fatiga y problemas cardiacos y respiratorios. Lo cual podría convertirse en un problema porque acceder a un donante de su misma sangre, la única que pueden recibir, puede ser misión imposible.

"Esto es como una lotería, hay ventajas para la ciencia, pero también algunos problemas para mí. Realmente, tengo que ir con mucho cuidado y asegurarme de que mi entorno lo tenga muy presente por si algún día me pasa algo", explica al ABC una mujer ecuatoriana -que lleva más de tres lustros en España- cuya sangre es 'oro médico'.

Al ser tan rara e inusual, la 'sangre dorada' vale su peso en oro (de ahí el nombre), al menos en el sentido de que se considera una sangre "universal" que cualquier persona con tipos raros de sangre dentro del sistema Rh podría usar en tiempos de crisis. Pero el quid de la cuestión es que las personas con sangre Rhnull solo pueden recibir sangre de donantes Rhnull. Si su sangre entra en contacto con antígenos Rh, las consecuencias para su organismo podrían ser fatales e irreversibles.

Por eso es importante identificar a las personas que sean del grupo sanguíneo Rh-null, ya que al no tener Rh, no son compatibles con el 99.9999994 por ciento de la sangre procedente de las donaciones. ¿Resultado? Si reciben una transfusión 'no apta' podrían sufrir reacciones adversas e incluso morir.

Hasta aquí todo claro, ¿o no? Hagamos un repaso antes de continuar para aclarar aspectos clave sobre los grupos sanguíneos y el factor Rh. Se trata de una forma de catalogar la sangre en función de los antígenos que hay en la superficie de los glóbulos rojos.

Esos antígenos son sustancias que desencadenan la formación de anticuerpos y puede causar una respuesta inmunitaria, que en realidad corresponden a lo que conocemos como los grupos sanguíneos.

En función de las moléculas que tiene cada individuo, así será su repertorio de grupos sanguíneos. En total hay 36 sistemas de grupos sanguíneos, y cada sistema está constituido por uno o múltiples antígenos. 

El sistema Rh es uno de los más importantes, especialmente para la transfusión sanguínea, pues incluye el grupo Rh-D que puede ser positivo o negativo, y que hay que respetar para realizar una transfusión. Se trata de una característica heredada, es decir, que el factor Rh que tenemos cada uno depende del que tienen nuestra madre y nuestro padre.

Es muy importante conocer cuál es tu grupo sanguíneo porque si pierdes mucha sangre en un accidente, por una enfermedad o en una cirugía, necesitarás reemplazarla cuanto antes, y recibir el tipo de sangre incorrecto podría provocar una respuesta inmune potencialmente mortal. 

"Si entran en contacto sangres de distinto grupo se pueden alterar distintos órganos (riñón, hígado, bazo, etc.). Y también podría causar problemas circulatorios graves (falta de riego sanguíneo y oxigenación de los tejidos) que pongan en riesgo la vida del paciente", apunta Raquel Sánchez Gutiérrez, enfermera y miembro de la Sociedad Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap).

De ahí los cientos de millones de personas que fluyen a través de los centros de donación de sangre en todo el mundo y los miles de vehículos que transportan bolsas de sangre a los centros de procesamiento y hospitales. Estas reacciones a las transfusiones pueden ser letales.

Dicho esto, como bien sabes, hay cuatro tipos de sangre principales (A, B, O y ABO) que se determinan por la presencia o ausencia de determinados antígenos en la superficie de los glóbulos rojos. 

Además, existe otro tipo de antígeno en los glóbulos rojos, llamado RhD, que cuando está presente en la sangre es de signo positivo (Rh+), y cuando no lo tiene es de tipo negativo (Rh-).

Todo esto hace que los grupos sanguíneos se clasifiquen normalmente en ocho: A+, A-, B+, B-, AB+, AB-, 0+ y 0-. Estos ocho grupos sanguíneos los posee el 90 por ciento de la población mundial. Y entre todas las combinaciones posibles, la más rara es la sangre Rh nulo, causada por una falta total de antígenos Rh en la superficie del glóbulo rojo.

Para que una persona sea Rh nulo, "ambos padres deben ser portadores de la mutación", explica Natalia Villarroya a BBC Mundo. La especialista en Hematología del Hospital Universitario Clínica San Rafael (Madrid) explica que pertenecer al grupo de sangre Rh nulo puede parecer bueno pero lleva un riesgo latente.

Porqué es tan extraño y útil el grupo Rhnull

Al igual que el 0 negativo -denominado 'donante universal'-, tiene una alta capacidad de salvar vidas y puede ser donada a cualquier persona, especialmente con tipos de sangre raros dentro del sistema Rh o con Rh negativo.

El antígeno Rh es un poco complicado, porque es producido por varias proteínas separadas (RhD, RhCE y RhAG) que se agrupan en la superficie de la célula. Cada una de estas proteínas, codificadas por genes separados, tiene múltiples variantes, lo que significa que hay una gran cantidad de fenotipos posibles. Y como decíamos, el fenotipo Rh-null significa que no hay componentes del antígeno Rh en la superficie.

Precisamente por eso es excelente para transfusiones, porque carece de antígenos comunes, lo que significa que puede ser aceptado por cualquier persona que necesite una transfusión sin riesgo de una reacción a la transfusión. 

El término "dorado" se debe a su valor y su rareza. Pero según cuenta David Wright en Quora, "el complejo de antígeno Rh existe por una razón: su propósito no es solo dificultar las transfusiones, su propósito es hacer algo en la superficie de los glóbulos rojos. Ser Rh nulo no es neutral, como tener sangre de tipo A o B, es literalmente una enfermedad genética".

Por otro lado, como te decía, localizar a las personas que tienen Rh nulo no es fácil; los científicos han tratado en más de una ocasión de rastrear la sangre guardada en bancos de forma anónima. Según los registros existentes, solo seis personas de las casi 50 que se conocen son donantes en activo.

Es por ello que a los pocos casos que existen se les recomienda donar sangre (también a sí mismos) para no poner en riesgo su vida si en futuras ocasiones necesitaran una transfusión, con el inconveniente de que esa sangre no solo sería guardada para ellos, sino que iría a un banco para ser empleada en cualquier persona que la necesite.

Más historias que pueden interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente