Flamengo - River, en el estadio de Botafogo y a puertas cerradas

La cancha donde tienen programado hacer su debut en la Libertadores sufrió serios daños debido a una tormenta. CONMEBOL no permitió el público.

La tormenta que azotó a Río de Janeiro en la madrugada de este jueves causó estragos por toda la ciudad. Y uno de los principales perjudicados fue el club Flamengo: debido al temporal, se cayeron dos torres de iluminación del Ilha do Urubu, el estadio donde tenía programado su debut ante River por Copa Libertadores, el próximo 28 de febrero.

Por la mañana, el Fla divulgó un comunicado explicando lo ocurrido y asegurando que ya hay profesionales en el lugar evaluando los daños. 

El comunicado completo:

El Club de Regatas del Flamengo informa que dos torres de iluminación del estadio Ilha do Urubu cayeron en la madrugada de este jueves, en función de las fuertes lluvias y vientos que azotaron la ciudad de Río de Janeiro. Las torres estaban ubicadas entre las gradas de los sectores Oeste y Norte y Oeste y Sur. No hubo heridos en el incidente y equipos del Flamengo están en el lugar para evaluar la situación. A lo largo del día actualizaremos la información.

Cabe recordar que el choque entre brasileños y argentinos se había mudado a esta sede porque el mítico Maracaná albergará tres días antes del partido el recital de la banda Foo Fighters.

Finalmente se decidió que se jugará en el Nilton Santos, el estadio de Botafogo.

La última novedad es que será a puertas cerradas. Flamengo arrastra una sanción por escenas de violencia en la final de la Copa Sudamericana contra Independiente, y CONMEBOL desestimó la reducción de la misma.