Pelayo Gayol: España tiene su propio capitán América

·4 min de lectura
Pelayo Gayol (c), inspector y jefe instructor de los GEO da instrucciones a los aspirantes
Pelayo Gayol (c), inspector y jefe instructor de los GEO da instrucciones a los aspirantes

En una época en la que las aventuras de superhéroes y supervillanos dominan la cartelera del cine y la parrilla de televisión, España sigue siendo un páramo en lo que se refiere a este género. Salvo contadas excepciones, no hay historias 'made in Spain'. Hasta ahora. De la mano de Amazon, 'G.E.O. Más allá del límite' ha dado a conocer al gran público a Pelayo Gayol. La versión española del Capitán América, pero de carne y hueso.

La serie documental estrenada en octubre en la citada plataforma narra el proceso real que siguen los agentes de la Policía Nacional que desean entrar en el cuerpo de élite de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Una eterna carrera de obstáculos en la que, cada año, los instructores descartan uno a uno la practica totalidad de los 100 aspirantes hasta quedarse con los elegidos. Si los hay, porque en los GEO no se entra para cubrir plazas de funcionariado, sino que solo se ingresa si se completa el ciclo formativo con éxito. Y esto no ocurre todos los años.

A lo largo de los siete meses y medio que dura la selección, los aspirantes -a quienes el primer día se les despersonaliza nombrándolos por un simple número- deben ir superando exigentes pruebas de fuerza, velocidad, puntería, psicología, resistencia, combate... en un proceso que por primera vez se ha registrado con toda su crudeza para disfrute del gran público. Solo según avanzan en la carrera se van conociendo las historias personales de algunos de ellos.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Pero el protagonista no es ninguno de ellos, ni la tipología de las pruebas y entrenamientos. El gran protagonista es, sin ninguna duda, Pelayo Gayol. El inspector asturiano que se encarga de coordinar la instrucción de los aspirantes. Quienes, aunque al principio no piensen más que en sobrevivir a las palizas físicas y descartar la idea del abandono, no tardan en seguir a Pelayo como el ejemplo a seguir.

"Es una máquina", "es un crack", se les escucha decir a los aspirantes, aunque se entrenan con la presión de tener un pie pisándoles el cuello y la desazón de no saber cuándo acabará el día y cómo será el siguiente. "Para nosotros mañana siempre es lunes", ironizan cuando apenas llevaban 26 días de instrucción intensa sin apenas descanso.

Y razón no les falta. Si nos atenemos a las contiendas libradas por las principales amenazas a la seguridad del país en los últimos 25 años, Pelayo es el superhéroe español. Aparte de decenas de intervenciones menos mediáticas, el inspector Gayol ha luchado contra:

  • ETA cuando estuvo destinado en el País Vasco.

  • El yihadismo tras los atentados del 11-M cuya operación concluyó con la localización y el asalto de la célula de Leganés -operación en la que murió uno de sus compañeros tras la inmolación de los terroristas-.

  • Los talibanes en el mantenimiento de la seguridad de la embajada de España en Afganistán hasta la retirada de todo el personal a finales de agosto.

"Las secuelas físicas que me quedaron fueron mínimas. Lo que me quedó claro de aquello es que en la vida los planes se hacen a corto plazo. La vida te deshace a su capricho", detalla en la serie documental. Pelayo insiste en quitarle hierro a su hoja de servicios y en la presentación del proyecto resumió lo que en ella se puede apreciar apuntando que "el gran secreto para ser GEO es desearlo de corazón y admitir las ventajas e inconvenientes que supone formar parte del cuerpo".

Pero él le puso más que corazón, puesto que accedió al escalafón de inspector siendo el primero de su promoción con un 9,4 de nota final. Muy por delante de los siguientes clasificados. Una matrícula de honor que figura en un currículum en el que acaba de incluir la medalla al mérito policial con distintivo rojo lograda por su participación en el rescate de los colaboradores afganos varados en Kabul tras la ocupación talibán. 2.000 vidas que fueron salvadas por el tótem de la salvaguarda de la seguridad en España.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente