Pekín defiende en Múnich su "derecho" al desarrollo y ofrece diálogo a EEUU

1 / 2
EFE/EPA/PHILIPP GUELLAND

Múnich (Alemania), 15 feb (EFE).- China defendió este sábado lo que calificó como su "derecho" al desarrollo y a "vivir una vida mejor" frente a las críticas sobre sus estrategias globales, y ofreció dialogar con Estados Unidos, país al que criticó por su "unilateralismo".

En su intervención en la Conferencia de Seguridad de Múnich (sur de Alemania), el ministro chino de Exteriores, Wang Yi, rechazó lo que calificó de "mentiras" en relación con sus políticas exteriores, especialmente en el ámbito del comercio, y alegó que las críticas "no se basan en hechos".

Wang defendió que su país tiene "el derecho a desarrollarse y los chinos a vivir una vida mejor", y aseguró que la modernización de China "es inevitable porque representa el progreso humano".

Añadió que el desarrollo de China es en sí mismo "una fuerza de paz y de estabilidad" y que por consiguiente tiene que ser "bienvenido por la comunidad internacional".

Pero Wang advirtió de que Estados Unidos "no quiere el rápido desarrollo" de China ni reconocer el "éxito de un país socialista".

No obstante, el jefe de la diplomacia china se mostró dispuesto a "desarrollar una relación amistosa con Estados Unidos" que se base en una "relación bilateral basada en la coordinación y la estabilidad".

Afirmó que "lo más importante es sentarse, tener un diálogo serio y encontrar un camino para que los dos países, con sistemas sociales diferentes (puedan) vivir en armonía en paz". "China está lista y esperamos que Estados Unidos trabaje en la misma dirección", añadió.

Preguntado por el asunto del despliegue de la infraestructura de internet 5G y las limitaciones de Estados Unidos a la multinacional china Huawei, Wang aludió a las decisiones que, al respecto, tienen que tomar los países de la Unión Europea.

El ministro apeló a la "asociación estratégica" que vincula a China con la UE y, aunque recordó que hay diferencias que existen "desde hace cientos o miles de años", confió en que en el asunto de Huawei los países europeos respeten las reglas del libre mercado.

"Esperamos que cada país actúe de manera independiente y haga su elección de modo responsable", agregó Wang, quien insistió en que Pekín defiende una aproximación basada en el multilateralismo y el libre comercio.