Pedro Sánchez tiene un dilema enorme que le puede complicar las elecciones

·3 min de lectura

El Supremo ha confirmado que los dos expresidentes andaluces, Manuel Chaves y José Antonio Griñán conocieron y permitieron el mantenimiento del sistema fraudulento de los ERE. Una sentencia que pone en un verdadero aprieto a Pedro Sánchez, que debe decidir si indulta a los dos líderes socialistas.

El Tribunal confirma así la pena de seis años de prisión para Griñán por malversación y prevaricación y la inhabilitación durante nueve años a Chaves por prevaricación, al desviar 680 millones de euros de las arcas públicas.

Pedro Sánchez se enfrenta a un dilema con la sentencia de los ERE. (Photo By Jesus Hellin/Europa Press via Getty Images)
Pedro Sánchez se enfrenta a un dilema con la sentencia de los ERE. (Photo By Jesus Hellin/Europa Press via Getty Images)

Ahora la patata caliente pasa al Gobierno, que debe decidir qué hacer. Hasta el momento el Ejecutivo no había actuado debido a que estaba esperando el contenido íntegro de la sentencia. Y ahora que ya dispone de ella se demuestra que va a tener que afrontar un auténtico dilema, que puede tener un importante coste político.

Si Pedro Sánchez concede el indulto, tal y como ha solicitado la familia de Chaves, puede ponerse en contra a una opinión pública que está cansada de los casos de corrupción y de que los políticos puedan hacer lo que quieran sin consecuencias.

El momento es, además, especialmente delicado. El año 2022 apura sus últimas páginas, mientras que el 2023 ya asoma en el horizonte. Y va a traer numerosos procesos electorales, entre los que se incluyen elecciones municipales, autonómicas en la mayor parte del país y, por supuesto, generales.

Es decir, el presidente del Gobierno se juega en apenas unos meses revalidar el cargo, así como intentar mantener ayuntamiento y comunidades. Las encuestas no le están siendo propicias ante el auge del PP, pero todavía hay tiempo para remontar. Y el indulto puede suponer un revés a sus aspiraciones y salirle muy caro.

La decisión de Pedro Sánchez con José Antonio Griñán y Manuel Chaves puede salirle cara. (REUTERS/Marcelo del Pozo)
La decisión de Pedro Sánchez con José Antonio Griñán y Manuel Chaves puede salirle cara. (REUTERS/Marcelo del Pozo)

Una opción para el mandatario podría ser no conceder el indulto hasta que la situación esté más calmada, esto es, después de las elecciones, pero entonces corre el serio riesgo de haber perdido el sitio en La Moncloa y esa posibilidad quedaría en manos del nuevo Gobierno elegido. Y no parece probable que Feijóo vaya a indultar a Chaves y Griñán.

La última posibilidad es que por pura supervivencia Sánchez elija no indultarles en ningún momento. Algo que sería bastante extraño a tenor de sus palabras anteriores. En julio, el presidente manifestó que "están pagando justo por pecadores". Una clara alusión a que considera que no deberían cumplir las condenas.

Así pues, las cartas empiezan a estar sobre la mesa y Sánchez deberá tomar una decisión. Y haga lo que haga le puede salir caro.

EN VÍDEO I Caos en el Congreso: la reacción de izquierda y derecha tras aprobarse la Reforma Laboral con un error del PP

Más historias que te pueden interesar: