Pedro Sánchez reitera en la ONU el apoyo de España a una solución política en el Sáhara

·3 min de lectura
Pedro Sánchez en su intervención en la Asamblea General de la ONU. (Photo: Jason DeCrow via Associated Press)
Pedro Sánchez en su intervención en la Asamblea General de la ONU. (Photo: Jason DeCrow via Associated Press)

Pedro Sánchez en su intervención en la Asamblea General de la ONU. (Photo: Jason DeCrow via Associated Press)

Pedro Sánchez ha hablado ante la Asamblea General de la ONU. En un discurso de casi media hora de duración, el presidente del Gobierno de España ha hecho un resumen de los planes que tiene el Ejecutivo español en relación a temas como el cambio climático, feminismo o la crisis alimentaria.

Más allá de la guerra de Ucrania y la amenaza nuclear de Putin, Pedro Sánchez ha tenido tiempo de hablar sobre el conflicto del Sáhara Occidental. El presidente del Gobierno ha pedido a la ONU “una solución política mutuamente aceptable y en el marco de la Carta de las Naciones Unidas y de las resoluciones del Consejo de Seguridad”.

Sin embargo, en esta mención casi obligatoria al tema en el discurso anual de España en la Asamblea General de la ONU, se ha obviado el cambio de postura de España que se produjo el pasado marzo, cuando el gobierno de Pedro Sánchez aseguró por vez primera que el plan marroquí de autonomía para el Sáhara era “la base más seria, creíble y realista” para la resolución del conflicto.

Al respecto, Sánchez ha repetido la tesis por la diplomacia española para sustentar el nuevo giro: “No podemos arrastrar conflictos del pasado”. Esta idea supone supone aparcar la idea del referéndum de autodeterminación reclamado por el Frente Polisario.

Pese a todo, el presidente del gobierno aclaró que España sigue apoyando “la labor fundamental del Enviado Personal del secretario de la ONU”, Staffan de Mistura, que pronto cumplirá un año en el cargo sin haber conseguido desencallar un enfrentamiento paralizado por las posturas de Marruecos y el Polisario.

Pedro Sánchez no olvidó recordar que su gobierno “seguirá apoyando a la población saharaui en los campamentos, como ha hecho siempre, siendo el principal donante internacional de ayuda humanitaria” para la población de refugiados de los campamentos de Tinduf, en el sur de Argelia.

Referencias a Gibraltar

Tras un repaso a la situación de otras partes del mundo como Asia, Oriente Medio o el Sahel, Sánchez se refirió a la situación de Gibraltar. Lo hizo para repetir que España y el Reino Unido llegaron a un acuerdo sobre el Peñón ante el Brexit.

El presidente del Gobierno confía que sobre esa base, Reino Unido y Unión Europea consigan también un acuerdo respetuoso con la doctrina de la ONU sobre este territorio y la posición de España. Precisamente, problemas de agenda han impedido que se produzca en Nueva York la primera reunión entre Pedro Sánchez y Liz Truss.

El presidente español también dedicó parte de su intervención a resaltar el papel “fundamental” que los países de América Latina tienen en la defensa de valores como la democracia, pero dijo que la región necesita apoyo internacional para afrontar problemas como el narcotráfico.

En ese contexto, ha garantizado que trabajará para revitalizar la alianza entre la Unión Europea, América Latina y el Caribe. Aprovechará la presidencia española de la UE en el segundo semestre de 2023 para desarrollar esta agenda.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...