El pederasta de los Maristas recoge su orden de ingreso en prisión

Barcelona, 14 nov (EFE).- El exprofesor de los Maristas de Barcelona Joaquín Benítez ha comparecido este lunes ante la Audiencia de Barcelona, que le ha comunicado que dispone de diez días para ingresar en la cárcel y cumplir la condena de 21 años y 9 meses que se le impuso por abusar sexualmente de cuatro alumnos.

Benítez, que permanecía en libertad provisional a la espera de que su sentencia por abusos fuera firme, ha cumplido puntualmente con la citación que le remitió la semana pasada la Audiencia de Barcelona y se ha presentado ante el tribunal para firmar la notificación de que debe ingresar en prisión.

El profesor pederasta de los Maristas ha llegado al Palacio de Justicia vestido íntegramente de negro, con la cabeza cubierta por un sombrero de ese color, gafas de sol oscuras y el rostro parcialmente tapado, con el fin de evitar que las cámaras captaran su imagen.

Benítez dispone ahora de diez días para entrar en prisión, después de que el Tribunal Supremo confirmara el pasado 19 de octubre la sentencia que lo condenó por abusar sexualmente de cuatro alumnos de 12, 13 y 14 años entre 2006 y 2009.

A partir de hoy se inician las penas accesorias que se le impusieron en sentencia, en concreto la prohibición de aproximarse a menos de 500 metros de las víctimas y la inhabilitación especial pera el ejercicio de la profesión docente durante 14 años.

La sentencia condena también a la escuela de los Maristas a pagar los 120.000 euros correspondientes en indemnizaciones a las víctimas, como responsable civil directa de los abusos sexuales perpetrados en su centro.

La Audiencia de Barcelona acordó en mayo de 2019 mantener en libertad a Benítez, aunque ya estaba condenado, al entender que había cumplido sin incidencias con todas las medidas cautelares -comparecencias periódicas en comisaría, prohibición de salir de España y de tratar con menores- que se le impusieron en febrero de 2016, cuando compareció como investigado ante el juez instructor.

En declaraciones a la prensa tras la comparecencia de Benítez ante el tribunal, Manuel Barbero -padre de una de las víctimas y acusación particular en el caso- ha lamentado que el pederasta confeso no haya reconocido otros casos de abusos a alumnos por los que no ha sido condenado y no haya pedido perdón por los hechos.

"No deja de ser paradójico que siete años después, con tantas víctimas, estemos todavía aquí esperando que se le dé la oportunidad de entrar en prisión", ha afirmado.

Tras recordar que son muchas más las denuncias de abusos en las escuelas de los Maristas, aunque la mayoría de ellas se archivaron por prescripción, Barbero ha exigido una investigación a fondo de la responsabilidad del centro educativo de forma que las víctimas puedan conocer "toda la verdad".

Según Manuel Barbero, el centro educativo "amparó" la conducta de Benítez desde el año 1986, como, ha recordado, el propio pederasta confeso admitió ante el tribunal que lo juzgó: "es una vergüenza de la sociedad que a día de hoy estemos aquí", ha añadido.

Benítez, que durante el juicio admitió los hechos, fue condenado por su conducta "perversa y odiosa" entre los años 2006 y 2009, en los que abusó al menos de cuatro menores de entre 12 y 14 años.

La Audiencia de Barcelona descartó que actuara "protegido" por el centro religioso y señaló que no tenía la "certeza" de que la dirección del colegio conociera sus conductas, pero declaró la responsabilidad civil directa de la compañía de seguros del colegio y la subsidiaria de la Fundación Champagnat, propietaria de las escuelas Hermanos Maristas.

Ante el Supremo, Benítez volvió a reconocer algunos de los abusos, pero negó otros y consideró que no podía ser condenado por ellos porque las secuelas que presentaban los menores podían tener otra causa y no había otras pruebas que los corroboraran.

Pero el alto tribunal consideró que "las declaraciones de los cuatro menores víctimas de los abusos fueron detalladas y sin contradicción" y que los informes periciales médicos son "elementos de corroboración muy relevantes", por lo que confirmó íntegramente la condena.

(c) Agencia EFE