El pederasta de los Maristas ingresa en una prisión de Figueres (Girona)

Barcelona, 24 nov (EFE).- El exprofesor de los Maristas de Barcelona Joaquín Benítez, condenado a 21 años y 9 meses de prisión por delito de abusos sexuales en este centro escolar, ingresó ayer tarde de forma voluntaria en la prisión de Puig de les Basses de Figueres (Girona), en cumplimiento con la sentencia y la orden de la Audiencia.

El pasado 14 de noviembre, Benítez compareció en la Audiencia de Barcelona, que le comunicó que disponía de diez días para ingresar en la cárcel y cumplir la condena de 21 años y 9 meses que se le impuso por abusar sexualmente de cuatro alumnos.

Benítez había permanecido hasta ese momento en libertad a la espera de que su sentencia por abusos fuera firme.

El pasado 19 de octubre, el Tribunal Supremo confirmó la sentencia de la sección 21 de la Audiencia de Barcelona, que lo condenaba por abusar sexualmente de cuatro alumnos de 12, 13 y 14 años, entre los años 2006 y 2009.

En mayo de 2019, la Audiencia de Barcelona acordó mantener en libertad a Benítez, aunque ya estaba condenado, al entender que había cumplido sin incidencias con todas las medidas cautelares -comparecencias periódicas en comisaría, prohibición de salir de España y de tratar con menores- que se le impusieron en febrero de 2016, cuando compareció como investigado ante el juez instructor.

Benítez, que durante el juicio admitió los hechos, fue condenado por su conducta "perversa y odiosa" entre los años 2006 y 2009, en los que abusó al menos de cuatro menores de entre 12 y 14 años.

Ante el Supremo, Benítez volvió a reconocer algunos de los abusos, pero negó otros y consideró que no podía ser condenado por ellos porque las secuelas que presentaban los menores podían tener otra causa y no había otras pruebas que los corroboraran.

Pero el alto tribunal consideró que "las declaraciones de los cuatro menores víctimas de los abusos fueron detalladas y sin contradicción" y que los informes periciales médicos son "elementos de corroboración muy relevantes", por lo que confirmó íntegramente la condena.

Ayer, en cumplimiento con la sentencia ya firme que le condena y tras la orden de la Audiencia de Barcelona, el exprofesor de los Maristas ingresó voluntariamente a las 20,15 horas en el centro penitenciario de Puig de les Basses, según informa este jueves el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

(c) Agencia EFE