El peculiar librero inglés que hace un siglo y medio inventó un formato de imágenes animadas antecesor del GIF

·3 min de lectura

Bajo las siglas ‘GIF’se esconde el acrónimo en inglés de 'Graphics Interchange Format' (traducido como 'Formato de Intercambio de Gráficos'), un formato gráfico muy popular en internet y las comunicaciones en las redes sociales por el cual se presenta un archivo animado que es una conjunción de diferentes imágenes, dándole movimiento. Según consta, fue inventado por la compañía CompuServe hace 35 años (en 1987), con intención de poder utilizar una compresión de imágenes animadas que diese sensación de ser un vídeo, pero que ocupase mucho menos espacio y tuviese una resolución menor.

Eadweard Muybridge inventó en la década de 1870 la ‘cronofotografía’ una técnica de imágenes animadas antecesora del GIF el stop-motion (imágenes vía Wikimedia commons)
Eadweard Muybridge inventó en la década de 1870 la ‘cronofotografía’ una técnica de imágenes animadas antecesora del GIF el stop-motion (imágenes vía Wikimedia commons)

En los últimos años la utilización de GIF ha revolucionado las comunicaciones en la red, siendo numerosos los usuarios que los usan para decir casi cualquier cosa, debido a que han aparecido millones de archivos que representan cualquier situación (algunos de los habiéndose hecho virales e inmensamente populares).

Pero el uso de la compilación de fotografías sucesivas y que al juntarlas se transformaban en una imagen en movimiento es algo que se ha estado utilizando desde hace muchísimo tiempo, encontrando su germen en la denominada como ‘Cronofotografía’, una técnica inventada (y presentada al mundo en la segunda mitad de década de 1870) por Edward James Muggeridge (conocido popularmente como Eadweard Muybridge) un librero de origen inglés que se convirtió en un gran aficionado a la fotografía, durante los años en los que vivió en Nueva York, donde había emigrado en 1851 (volvió a Inglaterra en 1860 tras sufrir un accidente pero decidió regresar a los Estados Unidos siete años después).

Su afición e interés hacia el mundo de la fotografía (que estaba en sus inicios) lo llevó a descubrir la gran cantidad de posibilidades que le ofrecía el meterse en un laboratorio e improvisar nuevas técnicas fotográficas, inventando con los años la mencionada ‘cronofotografía’, la cual consistía en colocar una serie de imágenes tomadas todas seguidas y que al mirarlas continuadas parecía que estaba en movimiento.

Uno de los méritos que tenía el hacer aquello era que, por aquel entonces, el tomar cada fotografía requería de varios minutos, por lo que realizar la serie completa necesitaba de varias cámaras que estuviesen sincronizadas y se disparasen progresivamente, por lo que las primeras pruebas le llevaron varios días de ensayo y error hasta que consiguió plasmar lo que buscaba: plasmar en cada fotograma un movimiento o postura diferente y así dar la sensación de que toda la secuencia había sido tomada de forma seguida.

El primer ejemplo de cronofotografía presentado por Eadweard Muybridge fue una serie de fotografías tomadas durante una carrera de caballos (en el hipódromo de Sacramento) en la que aparece toda una secuencia de un jinete galopando sobre un caballo. Debemos tener en cuenta que en aquellos momentos que el cinematógrafo todavía no había sido inventado, por lo que el invento de este peculiar librero inglés era algo totalmente novedoso en aquel campo (muchos son los que indican que también fue el inventor de la técnica del stop-motion).

Bajo estas líneas se puede ver un vídeo con aquel primer caballo en movimiento y realizado con la técnica de la cronofotografía en 1878.

A lo largo de su vida, Eadweard Muybridge inventó y patentó varias técnicas y procedimientos para dar movimiento a las fotografías. Algunas fuentes aseguran que llegó a enseñárselo a Thomas Edison y que éste ‘se inspiró’ para crear el quinetoscopio.

Otro de los datos curiosos en la vida de Eadweard Muybridge fue que en 1874 se vio envuelto en un turbio escándalo, cuando disparó y mató a un hombre (mayor Harry Larkyns) tras enterarse que era el amante de su esposa. Fue juzgado y declarado no culpable por el jurado, debido a que encontraron que había sido un ‘homicidio justificado como defensa de su honorabilidad’.

Fuentes de consulta e imagen: mentalfloss/ csmonitor/ britannica/ sciencemuseumgroup/ Wikimedia commons

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente