El Pazo de Meirás, de símbolo del franquismo a homenajear a sus víctimas

·3 min de lectura

Durante más de 70 años el Pazo de Meirás, situado en la localidad coruñesa de Sada, fue uno de los edificios más representativos del franquismo. Era la residencia veraniega de Franco y su familia y, tras su muerte, se convirtió en una de las posesiones más preciadas de sus descendientes.

Todo un símbolo que dejó de pertenecer a la familia en septiembre de 2020, después de que el Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña sentenció que el pazo era propiedad del Estado y por tanto los Franco debían abandonar la propiedad.

Siete décadas que este 8 de octubre de 2021 se han cerrado de una forma contundente: acogiendo un homenaje a las víctimas del franquismo y una exposición conmemorativa.

Homenaje a las víctimas del franquismo en el Pazo de Meirás. (Photo By M. Dylan/Europa Press via Getty Images)
Homenaje a las víctimas del franquismo en el Pazo de Meirás. (Photo By M. Dylan/Europa Press via Getty Images)

En los últimos años siempre estuvo bajo sospecha la forma en la que el emblemático terreno pasó a las manos de la familia Franco. Originalmente había pertenecido a Emilia Pardo Bazán y durante la Guerra Civil, en 1938, fue adquirido por la Junta pro Pazo del Caudillo que decidió donárselo al autoproclamado Jefe de Estado sin permitir que los herederos de la escritora pudieran llevarse sus pertenencias.

En 1941 se realizó un contrato de compraventa por el que el dictador inscribió a su nombre la propiedad. La batalla judicial ha sido larga y finalmente la Justicia dio la razón al Estado en su litigio contra los Franco por la propiedad del pazo, declarando la magistrada nula la donación y recalcando que el contrato de compraventa había sido una simulación.

Homenaje a las víctimas del franquismo en el Pazo de Meirás. (Photo By M. Dylan/Europa Press via Getty Images)
Homenaje a las víctimas del franquismo en el Pazo de Meirás. (Photo By M. Dylan/Europa Press via Getty Images)

La familia decidió recurrir la decisión y la Audiencia Provincial de A Coruña refrendó que tanto el pazo como las fincas son propiedad del Estado, aunque reconoció el derecho de los Franco a ser indemnizados. La siguiente batalla va a ser este 22 de octubre cuando una vista dirima qué bienes pertenecen a cada uno, aunque el Gobierno ya ultima una demanda en relación a este tema.

La exposición es la primera que se realiza en el lugar desde que pasó a manos del Estado. La muestra es un recorrido en clave democrática por la historia del pazo. Comienza en la etapa de Pardo Bazán y acaba en la actualidad.

Cabe recordar que en el año 2008 Meirás fue declarado Bien de Interés Cultural, lo que obligaba a los Franco a abrirlo al público al menos cuatro días al mes. Tras un litigio judicial, las visitas empezaron en el 2011. Siete años después, en el 2018, la familia puso a la venta el inmueble por 8 millones de euros, aunque no lograron venderlo antes de que se produjera la expropiación.

Visita a los jardines del pazo de Meirás el 1 de julio de 2021. (Photo By M. Dylan/Europa Press via Getty Images)
Visita a los jardines del pazo de Meirás el 1 de julio de 2021. (Photo By M. Dylan/Europa Press via Getty Images)

El 1 de julio de 2021 el ayuntamiento de Sada abrió Meirás al público, con visitas guiadas y gratuitas en las que se recorrían los jardines. Los primeros tres días estaban reservados para los colectivos y entidades gallegos de memoria histórica.

Está por ver cómo concluye el litigio judicial entre los Franco y el Estado y qué termina pasando con un pazo que ha pasado de símbolo del franquismo a empezar a ser icono de la memoria histórica.

EN VÍDEO I Fuentes teñidas de rojo contra el fascismo el día del aniversario de la muerte de Franco

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente