Tres pavos se rebelan contra un policía que los quería apartar de la carretera

Los agentes de policía tienen que enfrentarse muchas veces a situaciones realmente complicadas para velar por la seguridad de los ciudadanos. Robos, secuestros, agresiones o delitos de tráfico son algunas de las eventualidades que viven todos los días y que pueden poner en riesgo su integridad física.

Pero a lo que no están tan acostumbrados es a tener que lidiar con animales y menos aún a que estos les planten cara y desatiendan sus instrucciones y advertencias.

Pues bien, esto es lo que ha pasado recientemente en el condado de Ada, en Idaho, Estados Unidos, donde el sheriff Bryce Bienz tuvo que hacer frente a tres pavos de gran tamaño que caminaban por la carretera Eagle Road, en el término municipal de kuna.

La intención del agente era apartarlos de la vía para evitar que pudieran ocasionar un accidente, pero los animales eludieron sus indicaciones y gestos y permanecieron inmóviles en la carretera.

Pero no solo esto sino que además los pavos le plantaron cara y se enfrentaron a él. Lo persiguieron varios metros con actitud desafiante hasta el punto de tener que retroceder y subirse al coche patrulla ante la agresividad de los animales.

Se trata de un vídeo grabado con la cámara de seguridad que llevaba el propio sheriff en su traje y en el que se pueden ver a los tres ejemplares en medio de la vía.

“Iros para casa”, les grita en varias ocasiones mientras agita los brazos para asustarlos. Pero los pavos no le hacen ningún caso. Incluso, en un momento dado saca un bastón y golpea contra el suelo para ahuyentarlos pero estos siguen sin hacerle caso.

La actitud desafiante de los animales despierta las carcajadas de Bryce Bienz que tras cuatro minutos de lucha acabaron saliendo de la carretera.

El vídeo lo ha compartido el propio cuerpo de la policía del condado de Ada y lo acompaña de un comentario: “Al final, estas cosas generalmente se resuelven solas. A veces hay casos difíciles y que, simplemente, no están interesados en escuchar ni hablar”.