Paulina Rubio reinicia la guerra y vuelve a demandar a ‘Colate’

Anna Sanchez
·3 min de lectura
MIAMI BEACH, FL - DECEMBER 08:  Singer Paulina Rubio (R) and husband Nicolas
Paulina vuelve a demandar a Colate (Photo by Gustavo Caballero/Getty Images)

Si hay un exmatrimonio mediático tormentoso este es el de la cantante Paulina Rubio y Nicolás Vallejo-Nágera, popularmente conocido como Colate. Ambos residen en Miami porque tienen un hijo en común con el que convive la artista.

Sin embargo, son múltiples sus guerras judiciales a causa de querer, según ambas partes, defender lo que es mejor para el menor. Colate ha puesto en jaque como madre a Paulina asegurando que el ambiente de la cantante no es el adecuado para su hijo y, como prueba de ello, aportó un vídeo en el que Paulina se ve visiblemente desmejorada y que se viralizó al inicio de la pandemia hace un año.

También la ha acusado de no abrirle la puerta (ni a él ni a la policia) cuando le toca ir a recoger a su hijo dificultando así su relación con él y, por último, le pidió al juez viajar con el niño a España el verano pasado para que viera a su familia paterna.

Paulina, por su parte, interpuso una demanda para que Colate no se llevara al crío a España en plena pandemia y la ganó dado que la salud del menor podría haberse visto expuesta al coronavirus al viajar de un continente a otro.

Ahora la cantante contraataca a su exmarido con una demanda por, según ella, no haber realizado un curso de crianza por recomendación judicial. Este curso parental se realiza y, una vez acabado, se presenta la documentación final ante la Corte.

Pues bien, según Pau, Colate no ha hecho este curso por dejadez pero Colate asegura que sí lo ha hecho y no entiende la enésima demanda por parte de la cantante. ‘Vanitatis’ recoge la información y las declaraciones de Nicolás que asegura: “Sí que lo he hecho, pero prefiero mantenerme alejado de este tipo de informaciones que solo sirven para perjudicarme”.

El citado medio asegura conocer al entorno de la expareja por ambas partes y, según sus informadores: “Colate no solo realizó el curso sino que, además, en la manera de enseñar al menor, cumple todos los requisitos para ser un buen padre y educa a su hijo con valores de familia y respeto hacia su madre”.

Y la fuente añade: “Nicolás no ha incumplido ninguna norma, habría que saber por qué Paulina Rubio no se somete también a ese curso de ‘parenting plan’", como le llaman en Miami. Pero este curso no es un castigo del juez sino que, como explica Colate, al separarse ambos firmaron el acuerdo conforme iban a tener una custodia compartida en la que ambos padres remarían en favor de la educación del crío.

Sin embargo, en su caso, parece que sus propios intereses y la guerra que llevan desde hace nueve años, no hace más que enfrentarles en los juzgados convirtiéndoles en protagonistas de bochornos tan inverosímiles como el de Colate junto a los agentes esperando en la casa de Paulina mientras ella se niega a abrir ni siquiera la puerta. En esta batalla de adultos solo hay un perjudicado que es el menor.

Más historias que te pueden interesar

Colate: “Paulina no está bien y no quiere un examen psicológico"

Colate sobre el vídeo viral de Paulina: “Triste, preocupante y poco sorprendente”

Colate tuvo que llamar a la policía porque Paulina Rubio se negó a entregarle a su hijo

Paulina Rubio impide que Colate venga a España con su hijo