Patxi López sostiene que el PSOE no es un partido "de pensamiento único" tras las duras críticas de Page y Lambán

Patxi López, desde el Congreso (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Patxi López, desde el Congreso (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Patxi López, desde el Congreso (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Nuevo fuego abierto en la política nacional y, en menor escala, también en las filas socialistas a cuenta de la reforma del delito de sedición. El anuncio de Pedro Sánchez anoche y la presentación este viernes de un texto por parte del PSOE Unidas Podemos en el Congreso, ha disparado todo tipo de reacciones.

A la lluvia de críticas de las derechas se han sumado barones socialistas regionales como Emiliano García Page y Javier Lambán. Los presidentes castellano-manchego y aragonés han afeado severamente la decisión de eliminar el tipo penal de la sedición y recortar las penas máximas asociadas de 15 a 5 años.

Sin embargo, el portavoz socialista en el Congreso, Patxi López, ha sostenido que el PSOE no es un partido “de pensamiento único, hay compañeros que pueden opinar distinto”, como ha indicado en TVE. Sin embargo ha dejado claro que esta es la posición del PSOE y ha indicado que se trata de una propuesta “valiente” que va en la línea de avanzar en la resolución del “gran conflicto” que había e Cataluña, según ha señalado.

Antes, Page había mostrado su rechazo a la medida porque “se va a abaratar el ataque a la Constitución”. Aunque no descartaba una futura reforma de este delito, el presidente castellano-manchego ha defendido que “hoy no toca” y que en todo caso, “sería legítimo dentro de uno o dos años”.

“No se pueden cambiar las normas del juego a mitad del partido”, ha considerado García-Page, que ha señalado que lo ocurrido en Cataluña en otoño de 2017 fue “muy grave” pero ha denunciado que, en la actualidad, “en plena escalada de precios, lo único que se va a abaratar es el ataque a la Constitución”.

En la misma línea, el presidente de Aragón, Javier Lambán, mostró su desacuerdo y señaló que lo ocurrido en Cataluña durante el proceso independentista “fue gravísimo”. Así, remarcó que en aquel momento “se intentó alterar el orden constitucional, la Fiscalía llegó a pedir que se calificara como delito de rebelión y, al final, el Tribunal Supremo estableció que había sido sedición”.

Ante el escenario catalán de 2022, Patxi López ha reiterado que la situación en Cataluña a día de hoy es mejor que hace cinco años en términos de convivencia. Además, ha remarcado, ahora la alternativa de gobierno en la comunidad no es el independentismo sino el líder del PSC, Salvador Illa y su “apuesta por la constitucionalidad”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR