La irresponsable actitud de Patricia Navidad tras superar el covid (porque lo que dice sí puede hacer daño)

·3 min de lectura

Hay personalidades que se ven involucradas en controversias y polémicas, y no solo se involucran por circunstancias, sino que incluso buscan cultivar estas mismas polémicas y el caso de Patricia Navidad, que pasó de ser una actriz segundona a convertirse en vocera de teorías conspirativas y propagar incesantemente información falsa a través de sus redes sociales (motivo por el cual fue expulsada de Twitter) es de esos.

LAS VEGAS - NOVEMBER 08:  Patricia Navidad arrives at the 8th Annual Latin GRAMMY Awards at Mandalay Bay on November 8, 2007 in Las Vegas, Nevada.  (Photo by Rodrigo Varela/WireImage)
Patricia Navidad. (Rodrigo Varela/WireImage)

Después de recuperarse de un brote de COVID-19 la llevó al hospital, la Navidad ya comprobó que la enfermedad que ella mitigaba sí existe y no solo eso, sino que sí es algo de gravedad, algo que el sentido común indicaría que la Navidad podría haber aprendido algo de su experiencia y adquirido algo de humildad y de sensatez después de esto.

Presentándose en el programa 'Al Extremo' de TV Azteca, la exactriz y (hasta ahora) concursante de 'MasterChef Celebrity México' concedió una entrevista en la que se quejó de haber sido martirizada debido a su contagio, de que le desearon la muerte y de haber sido maltratada psicológicamente, causándole estrés emocional. También acusó a sus detractores de querer coartar lo que ella llama su 'libertad de expresión'.

Pero vamos a ver, señorita: nadie quiere limitarle su libertad de expresión, ese es su derecho

Pero si hay algo que la Navidad, como figura pública debería saber, es que el público también tiene derecho a ejercer una opinión o una crítica de lo que dice, porque lo hace de manera pública, lo cual hace que esté abierto todo lo que propagandiza a escrutinio general.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Claro que esta mujer, que realmente nunca destacó ni como actriz ni como cantante hasta que empezó a compartir sus controversiales opiniones en redes, puede decir lo que quiera con total libertad. Pero cuando esa "libertad" se usa para difundir teorías conspirativas e información falsa sobre las vacunas y para incitar a sus seguidores a ponerse en riesgo mitigando una pandemia que ya se ha cobrado 4.5 millones de vidas alrededor del mundo, sí puede hacer mucho daño, por más que ella se empeñe en negarlo. 

Navidad llora por las críticas que recibe, pero lo que hizo antes de enfermarse es reprochable y ahora, no conforme con haber visto de cerca el peligro real de la enfermedad se atreve a minimizarlo, asegurando que "no fue tan grave" (¿ah no?) y con la irresponsabilidad que la caracteriza, sugiere a los familiares de enfermos de COVID que no dejen intubar a los pacientes, infundiendo un miedo completamente innecesario a lo que es un procedimiento médico que puede salvar vidas. 

Es reprochable que en redes haya entes anónimos que le deseen la muerte, eso no se puede justificar de ningún modo, como tampoco se puede justificar la propagación de información falsa que va en contra de la ciencia y la salud pública.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

EN VIDEO | Kuno Becker corrió a vacunarse tras enterarse que Paty Navidad tenía Covid-19

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente