Estos patos han aprendido a insultar como seres humanos

·2 min de lectura
Musk duck in water looks directly into the camera
Musk duck in water looks directly into the camera

Hay especies que tienen comportamientos de cortejo extrañas. O dicho de un modo coloquial, que usan técnicas "para ligar" bastante peculiares. La del pato almizclero (Biziura lobata) pasa por desarrollar un olor bastante penetrante - y desagradable, al menos para los humanos. O incluso puede ir a más.

Como en el caso de Ripper, un pato almizclero que ha sido criado en cautividad. Y que ha aprendido bastante de los humanos: sabe cómo insultar. Y este insulto lo emplea durante sus vocalizaciones de cortejo.

Este pato es australiano, y por lo tanto insulta en inglés. Y lo que dice se asemeja mucho a "you bloody fool" que se puede traducir como "maldito idiota" - o incluso cambiando el maldito por una palabra más grosera. Se puede escuchar aquí

Eso sí, no sólo ha aprendido insultos. También imita el sonido de una puerta dando un portazo. Quizá no haga tanta gracia como un pato usando tacos, pero es igual de interesante.

Porque en realidad lo que estamos viendo es a un animal capaz de aprender las vocalizaciones de otra especie, algo que en la naturaleza no es nada frecuente. Generalmente, los animales aprenden a imitar los sonidos que hacen otros miembros de su especie, pero no las de otras especies.

Claro, que el caso de Ripper es un poco particular. Porque, como decíamos antes, se trata de un pato que ha sido criado en cautividad. Y lo han criado humanos, sin apenas contacto con otros miembros de su especie durante sus primeros años. Igual es por eso que ha aprendido vocalizaciones humanas.

Pero en el mismo lugar en que se crio Ripper, en la Reserva de Tidbinbilla , cerca de la ciudad de Canberra, se crio otro pato almizclero. Pero en este caso, el segundo pato, también macho, fue criado por una hembra de la misma especie. Y también aprendió vocalizaciones que no son de su especie. En el caso del segundo macho, copió la manera de sonar de los ánades cejudos, o patos negros del Pacífico (Anas superciliosa). 

Lo que queda claro es que esta especie de pato es capaz de imitar sonidos que no le son propios, y eso en sí mismo resulta muy interesante

Me enteré leyendo aquí

Más historias que te pueden interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente