Pastores se congregan ante el tribunal en el juicio por la muerte de Ahmaud Arbery

·2 min de lectura

Atlanta (EE.UU.), 18 nov (EFE).- Cientos de pastores afroamericanos de todas partes de Estados Unidos se manifestaron este jueves a las afueras del tribunal del condado de Glynn, en Georgia, donde se lleva a cabo el juicio contra tres hombres blancos acusados de perseguir y matar en febrero del año pasado al afroamericano Ahmaud Arbery.

Los líderes religiosos se congregaron frente a la corte en respuesta al llamado que hizo el reverendo y activista de derechos humanos Al Sharpton luego de que uno de los abogados defensores solicitó al juez a cargo del caso que les negara el acceso al juzgado a “más pastores negros” porque podían intimidar al jurado.

El abogado Kevin Gough hacía referencia a Sharpton y al reverendo Jesse Jackson, que han estado presentes en el juicio contra Greg y Travis McMichael, que son padre e hijo, y su vecino William "Roddie" Bryan, imputados por el asesinato de Arbery, que quedó grabado en video y generó una ola de protestas en el país.

Tras una nueva jornada de testimonios, la defensa terminó de presentar su caso este jueves y se espera que los argumentos finales del juicio comiencen el lunes próximo y que luego el jurado, conformado por once blancos y un afroamericano, inicie sus deliberaciones para decir la culpabilidad o no de los imputados.

Travis McMichael, quien disparó contra Arbery, subió este jueves al estrado por segunda vez y reiteró lo que ha sostenido desde que fue arrestado en mayo del año pasado al señalar que le pareció que el joven de 25 años estaba robando en una casa en construcción porque lo había visto anteriormente en un video grabado por una cámara de vigilancia.

McMichael reconoció que estaba nervioso cuando presentó su declaración en la jefatura de Policía: "Acabo de matar a un hombre ... fue el evento más dramático de mi vida", respondió al ser cuestionado por la Fiscalía, que acusa a los imputados de cargos de asesinato premeditado y de homicidio involuntario, así como el de agresión con agravantes y de privación ilegal de la libertad.

La defensa alegó durante el juicio la inocencia de sus clientes y que Travis McMichael disparó en defensa propia.

Armados y a bordo de una furgoneta, los McMichael persiguieron el 23 de febrero de 2020 a Arbery mientras corría para ejercitarse por un barrio a las afueras de Brunswick, en la costa de Georgia.

El otro imputado, Bryan, se unió a la persecución y grabó con un móvil cómo Travis McMichael disparaba de cerca a Arbery, causándole la muerte.

El caso de Arbery se sumó a varios otros que generaron una ola de indignación en el verano del año pasado, incluido el del joven afroamericano Rayshard Brooks, que murió por disparos de un agente policial blanco en Atlanta, y el de George Floyd en Minneapolis, Minesota, fallecido tras ser arrestado por un oficial blanco.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente