¿Cómo funciona el 'pase verde' de Israel para volver a la normalidad?

M. J. Arias
·3 min de lectura

Mientras el baile de fechas para la implantación del llamado ‘pasaporte COVID’ en Europa continúa, en Israel ya cuenta con su equivalente. Se trata del ‘pase verde’ y lleva un tiempo en funcionamiento con el objetivo de devolver al país, con uno de los índices de vacunados más altos, a esa nueva normalidad de la que se lleva hablando meses pero no termina de llegar tras declararse la pandemia del coronavirus hace más de un año.

En el móvil o en formato físico, las dos opciones del 'pase verde' de Israel para quienes han recibido las dos dosis de la vacuna del COVID o han superado la enfermedad. (Foto: JACK GUEZ/AFP via Getty Images)
En el móvil o en formato físico, las dos opciones del 'pase verde' de Israel para quienes han recibido las dos dosis de la vacuna del COVID o han superado la enfermedad. (Foto: JACK GUEZ/AFP via Getty Images)

Según explican en CNN, la forma de utilizarlo es en realidad muy sencilla. Consiste en un documento oficial aprobado y autorizado por el Ministerio de Salud de Israel que puede adquirirse tanto de manera física para llevarlo encima como descargándolo en el teléfono móvil. Quienes lo tienen en su poder puede acceder a algunos lugares que antes estaban sometidos a mayores restricciones por el COVID

Así, se requiere a quienes quieren volver al gimnasio que lo muestren a la entrada. Tener este ‘pase verde’ permite también comer en el interior de restaurantes hasta el 75% de su capacidad con un límite de 100 personas. Quienes tiene este documento, pueden acceder. Quienes no solo pueden sentarse en la terraza de los locales. 

Otro de los lugares reabiertos y a los que se podrá acudir con este pase es los teatros. La limitación estará en un máximo de 500 en el interior del espacio. Y, como añaden en CNN, esta identificación como inmunizado permite acudir a reuniones y eventos que se celebren en salones (se entiende que en interior también) con un aforo máximo de 300 personas.

En cuanto a quiénes pueden obtener el ‘pase verde’ con el que podrán recuperar cierta normalidad en sus vidas y realizar actividades antes no permitidas o más restringidas, sus destinatarios son aquellos ciudadanos que hayan sido inmunizados con la vacuna o que hayan pasado la enfermedad y, por tanto, han adquirido anticuerpos por esa vía. 

Según ha explicado el primer ministro Netanyahu, en Israel ya se ha alcanzado la inmunidad del 50% de la población con la vacuna tras recibir las dos dosis. “Estamos registrando cinco millones de personas vacunadas y la reapertura de nuestra economía, que está casi por completo bajo el pase verde. Nos queda algo más de un millón de personas mayores de 16 años (que aún no se han vacunado)”, declaró.

El control de quienes tienen el ‘pase verde’ se realiza a la entrada de los locales por parte de un trabajador del mismo que debe controlar que todo está en orden antes de dejarles entrar. Y eso se hace escaneando el código QR o el código de barras. 

Aunque la existencia de ese sistema de control y relajación de algunas de las restricciones para los vacunados ha sido muy bien acogido por el sector de la hostelería, uno de los más castigados por la pandemia, hay quien muestra ciertas reticencias. Ethan Padnos, gerente de la cervecería Hatch de Jerusalén, ha comentado a CNN lo emocionante y a la ver aterradora que es la reapertura añadiendo que le “resulta muy invasivo preguntar, es una pregunta un poco personal, así que veremos cómo va”. También ha reconocido algunos problemas con la aplicación de escaneo de los pases. 

EN VÍDEO | Puntos de vacunación en mitad de la calle para cualquier ciudadano: así avanza Israel hacia la inmunización