La pasarela de moda de Madrid, lista para dar salida al diseño español

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 8 abr (EFE).- La pasarela de Madrid, la Mercedes-Benz Fashion Week (MBFWM), vuelve a abrir sus puertas este jueves con una edición descafeinada, con menos público, en la que se va a echar de menos a diseñadores consagrados y, lo más importante, a compradores de todo el mundo que den salida al diseño español.

El pabellón 14.1 de Ifema ha vuelto a encender las luces de la pasarela, en esta ocasión más tenues, para recibir a los diseñadores, que, dentro de sus posibilidades y su debilitada economía, mostrarán diseños que empoderan a la mujer, como es el caso de Ángel Schlesser, o con mensaje de inclusión social como Ulises Mérida.

Aunque no contarán con compradores internacionales, la MBFWM ha ideado una nueva fórmula para no perder de vista el negocio e internacionalizar la pasarela hasta que se normalice la movilidad internacional.

"En colaboración con el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), las marcas participantes en la pasarela tendrán presencia en distintos mercados", ha explicado a Efe este jueves la directora de la pasarela, Nuria de Miguel.

Nueva York, París y Milán han presentado sus colecciones en digital, pero la pasarela de Madrid vuelve a ser presencial y digital.

Cuatro días de desfiles, vídeos y "performances" que llegan con el propósito de demostrar que el diseño español existe, además de buscar esa mirada internacional a través de los medios de comunicación que han acudido a la cita.

En los vestidores, los diseñadores se muestran ilusionados y ven en esta pasarela una oportunidad de negocio. "No podemos flaquear en esto momento; al contrario, tenemos que demostrar coraje", ha dicho el diseñador gallego Roberto Verino, que presentará esta tarde su colección con un vídeo.

"Aquí estamos para vender", asegura el diseñador jienense Manuel García Madrid, que ve esta plataforma como una oportunidad más de negocio.

Otras firmas como Pablo Erroz y Otrura muestran su preocupación por el medio ambiente y la sostenibilidad y ponen en valor la artesanía y la sastrería tradicional.

"Defendemos la producción de cercanía, los talleres pequeños, el saber de los oficios en españoles y las ediciones limitadas", explican Verónica Abián y Sergio de Lázaro, tándem creativo de Otrura.

Y mientras se ultiman todos los preparativos para inaugurar esta edición, las modelos, reunidos en un casting ejemplo de inclusión y diversidad, se preparan en las zonas de maquillaje y peluquería.

Ana Arto, Andrea Gutiérrez, Clara Wakonigg, Lorena Guitian, Maika Merino, Neus Bermejo, Nuria Rothschid o Lorena Durán son algunas de las modelos españolas que compartirán protagonismo con modelos internacionales de la talla de Adriana Bexa, Barbora Bruskova o Klaudia Mikolasova, entre otras.

Como el pasado mes de septiembre, las medidas de seguridad sanitaria en Ifema conllevan la reducción de aforo al 24 % de su capacidad.

Antes de acceder, desinfección de calzado, limpieza de manos, control de temperatura, mascarilla obligatoria -se entrega gratuitamente un modelo FFP2-, distancia de seguridad en todo momento y en la sala de desfiles con distancia entre personas de 1,5 metros y renovación del aire.

A todo el personal de plantilla de Ifema, además de modelos y equipos del vestuarios, se les ha realizado un test de antígenos. Todo listo para empezar.

(c) Agencia EFE