La pasarela madrileña busca la creatividad como antídoto a la incertidumbre

·5 min de lectura
Desfile de Duyos. (Photo: Sergio R Moreno/GTRES)
Desfile de Duyos. (Photo: Sergio R Moreno/GTRES)

Desfile de Duyos. (Photo: Sergio R Moreno/GTRES)

Después de una edición de aniversario redondo en marzo, la MBFWMadrid —la antigua pasarela Cibeles— ha vuelto a Ifema en un contexto complicado, con una inflación disparada de la que tampoco escapa el sector de la moda.

En total, 41 desfiles en el pabellón 14.1 del recinto ferial y diez propuestas que se presentaron en las calles de Madrid el miércoles, en el marco del programa OFF. En ellos se mezclan nombres consagrados como Duyos, Teresa Helbig o Pedro del Hierro, con los jóvenes talentos que desfilarán en la pasarela Allianz EGO este domingo.

A pesar de la incertidumbre económica, las sensación es “emocionante”, según Ana Larrañaga. Ella es la directora de la MBFW Madrid y de negocio ferial de Ifema y señala a El HuffPost que el sentimiento es “entusiasta” y que muchos diseñadores querían sumarse a la cita pero han quedado fuera del pabellón por falta de tiempo y espacio. “Algunos han presentado sus propuestas en el OFF y otras no han podido hacerlo”, apunta.

“Es un gran trampolín para todos los diseñadores porque tiene un gran alcance y una consolidación”, reflexiona Larrañaga sobre la utilidad de la pasarela madrileña, a pesar de que todavía no ha conseguido llegar al nivel de otras capitales europeas.

Una de esas marcas que busca visibilidad es Anamingo Twins, capitaneada por los veinteañeros Ana y Fran, que muestran sus creaciones estos días en el Stand de Allianz EGO y optan al premio del mismo nombre. “Es la primera vez que estamos y que se nos dé esta oportunidad de visibilidad para nuestra marca la verdad que es muy de agradecer. Sobre todo por optar al premio, tanto a nivel económico como toda la visibilidad que eso conlleva”, cuentan a El HuffPost en la jornada de apertura de los desfiles. 

Como a otras marcas, la subida generalizada de precios también les ha afectado. “Las materias primas, que son la base, todos nuestros proveedores, los tejidos, todo ha subido, está todo mucho más caro”, reflexionan los jóvenes, que reconocen que por ahora se van adaptando a la situación. Sobre si subirán los precios de cara al público en la industria en general, no lo descartan: “Sí porque, al final, es una cuestión de rentabilidad y si los costes te suben, pues ¿qué vas a hacer?”.

Por ahora, los jóvenes cuentan con una ventaja: solo venden bajo demanda a través de Internet. “Para ser más sostenibles y no tener una producción con un stock parado”, explican.

Ellos son una marca joven, pero otras veteranas como Pedro del Hierro tampoco escapan a los obstáculos. Nacho Aguayo, director creativo de la línea femenina de la firma reconoce que “por supuesto que se ha notado la subida de precios de los materiales o los retrasos de las navieras”. 

Javier Rey, encabezando el carrusel final de Pedro del Hierro. (Photo: Sergio R Moreno/GTRES)
Javier Rey, encabezando el carrusel final de Pedro del Hierro. (Photo: Sergio R Moreno/GTRES)

Javier Rey, encabezando el carrusel final de Pedro del Hierro. (Photo: Sergio R Moreno/GTRES)

“Nosotros a nivel de grupo estamos trabajando en no subir el pvp. Pensando más qué producimos y dónde. Intentamos aunar fuerzas para que el cliente no note la subida sin bajar la calidad”, cuenta Aguayo. El diseñador pone de ejemplo el fabricante de algodón con el que han negociado después de comprarle más cantidad.

Aguayo tampoco descarta que haya una subida generalizada de precios en la industria, como ya ha anunciado Zara en algunos artículos seleccionados. “Las crisis siempre afectan al consumo. Cuando te cuesta llenar la cesta de la compra, pues es normal que la gente deje de comprar cosas como ropa. Así que estamos trabajando en sinergias del grupo para que nos afecte lo menos posible”, explica. 

Creatividad en tiempos de crisis

El director creativo de Pedro del Hierro cuenta que cuando empezaron a trabajar en la colección que presentaron este jueves, Capitán Ward, todavía era febrero y “no sabíamos que íbamos a estar así” y todo era “optimismo y desenfreno”.

“El punto de partida es una pareja en una isla desierta. ¿Quién no ha deseado estar en una isla desierta, tener un paréntesis y reconectar consigo mismo? El tiempo era una palabra recurrente en todo este proceso”, explica Aguayo sobre la colección, en la que quisieron jugar con la parte más lúdica de la moda. Para las prendas utilizaron colores como el arena, el azul del agua o el rosa del atardecer y, según el diseñador, podría extrapolarse al momento actual. 

Propuesta de Pedro del Hierro. (Photo: Sergio R MorenoGTRES)
Propuesta de Pedro del Hierro. (Photo: Sergio R MorenoGTRES)

Propuesta de Pedro del Hierro. (Photo: Sergio R MorenoGTRES)

“La moda sirve un poco de paréntesis, de desahogo en tiempos difíciles, en tiempos malos el color es necesario. En tiempos malos las colecciones suelen ser más coloridas. Ojalá la isla desierta fuera nuestra casa y pudiéramos tener tiempo, un momento para nosotros, ese paréntesis para desconectar y reconectar con nosotros mismos”, reflexiona sobre el papel de la industria en tiempos de incertidumbre económica. 

Por su parte, Larrañaga cree que después de dos años muy difíciles está habiendo “una explosión de creatividad” y destaca la puesta en escena “integral”, no únicamente de enseñar las prendas por la que han apostado algunos creadores. En concreto, la directora pone de ejemplo la orquesta en directo de JC Pajares y la propuesta de Duyos, que para celebrar su 25º aniversario presentó su colección en un espectáculo con bailarinas de danza clásica y contemporánea.

“La moda está pasando sin duda momentos muy difíciles desde hace años. Con el contexto covid y con el contexto actual de volatilidad, creo que se desarrolla más la creatividad, hay más riesgo y más valentía”, señala Larrañaga. La directora de MBFW Madrid cree que en este tipo de períodos de incertidumbre hay que innovar más y apostar por el “valor diferencial, como la artesanía española”.

Aguayo lo tiene claro: “En tiempos difíciles la moda va a tener que ser positiva sí o sí”. 

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR