Qué pasaría si Carlos Lesmes dimite al frente del Poder Judicial

·3 min de lectura
El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes. (Photo: J.J GuillénEFE)
El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes. (Photo: J.J GuillénEFE)

El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes. (Photo: J.J GuillénEFE)

Tenso inicio del año judicial con la mira puesta en un acuerdo entre el PSOE y el PP que no llega. Hasta el punto que el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ha lanzado un ultimátum y ha amenazado con dimitir “en semanas” si no se ponen de acuerdo.

La pelota está ahora en el tejado de los dos principales partidos del país para que logren desbloquear una situación que lleva así desde hace más de 1.000 días.

El anuncio de Lesmes ha hecho tambalear los cimientos de la institucionalidad del órgano de los jueces que ya está dañada pero que aún puede ir a más, como reconoció en Cadena SER la propia ministra de Justicia, Pilar Llop.

Estamos entonces antes dos posibles escenarios: que haya acuerdo y se renueve a los magistrados del CGPJ y del Tribunal Constitucional o, por otro lado, que no haya pacto y Lesmes abandone la institución.

Qué pasaría si Lesmes dimite

Desde hace años era una rumor que circulaba pero que el propio Lesmes siempre ha desmentido. Sin embargo, a partir de este miércoles ya es una amenaza directa.

“Aunque la renuncia individual puede resultar admisible, la renuncia colectiva, no lo es”, ha expresado Lesmes durante el acto de apertura del año judicial.

En el caso del cese del presidente, le sustituye según la ley quien se sienta a su derecha en la sala, el vicepresidente del Supremo, Francisco Marín, que ocupa el cargo en funciones por anteriores jubilaciones.

Además, hay que tener en cuenta que, según la normativa, “si ninguna de las dos Cámaras hubiere efectuado en el plazo legalmente previsto la designación de los Vocales que les corresponda, el Consejo saliente continuará en funciones hasta la toma de posesión del nuevo, no pudiendo procederse, hasta entonces, a la elección de nuevo Presidente del Consejo General del Poder Judicial”.

Eso a nivel de cargos, pero a nivel de la situación, se complicaría aún más. Y así lo reconocía el propio Lesmes en un artículo de El País de hace justo un año. El magistrado admitía en ese entonces que su salida no supondría ninguna solución al bloqueo y agravaría aún más el problema sin garantía de que el Gobierno y el PP pudieran resolver sus diferencias.

Qué pasaría si hay una salida en bloque

Cuando renuncia un vocal entra el sustituto que recibió más votos en la cámara que lo nombró por su turno. No obstante, puede salir más de uno a la vez.

Aunque es un escenario que no se contempla, por el momento, y que la ley tampoco  regula esta hipótesis. Tan solo señala que “sí que se establece en el artículo 600 de la LOPJ que el quórum mínimo para que la reunión del pleno sea válida es de diez vocales más el presidente”.

En caso de dimisión de todos los vocales solo entrarían nueve suplentes nombrados por el rey y por tanto no serían suficientes para que haya quórum en las sesiones.

Carlos Divar, el único precedente

No hay que remontarse muy lejos para recordar un caso de dimisión en la presidencia del Tribunal Supremo. Carlos Dívar dejó su posición en 2012 tras salir a la luz los cargos de una treintena de viajes durante los fines de semana por un valor de 28.000 euros.

De esta forma, su salida se convirtió en la única renuncia en dos siglos de historia en la institución judicial.

En su lugar, el vicepresidente del CGPJ, Fernando de Rosa, asumió la presidencia de forma interina según lo establecido en la ley orgánica.

Sin embargo, en el Tribunal Supremo el puesto en funciones lo ocupó el presidente de Sala más antiguo que, en ese momento era Juan Antonio Xiol Ríos, considerado progresista moderado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR