Cuenta lo que le pasó en su hospital, deja un potente mensaje y se lleva 30.000 'me gusta'

·4 min de lectura
El aclamado alegado de Adrián Pérez. (Photo: Twitter)
El aclamado alegado de Adrián Pérez. (Photo: Twitter)

El aclamado alegado de Adrián Pérez. (Photo: Twitter)

El sanitario y usuario de Twitter @Perezgadri ha logrado más de 30.000 me gusta al contar lo que le pasó en su hospital cuando una joven de 25 años llegó con la muñeca rota.

Pérez ha aprovechado esta experiencia vivida para hacer una defensa de los TCAE (Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería), conocidos popularmente como auxiliares de enfermería.

“Ayer llegó a mi guardia una chica de 25 años con una fractura de muñeca terrible, ella estaba asustada por la situación y el procedimiento que le expliqué que íbamos a hacer para reducir la fractura, el proceso de anestesia intrafocal, la tracción, etc”, contó este sábado el médico.

Mientras atendía a la chica, según ha explicado, también sucedió una parada cardiorrespiratoroa de un compañero del hospital. “No podía contar con mucho personal o recursos en ese momento para ella, pero había que reducirla pronto. La chica estaba muy asustada y nerviosa”, ha detallado.

Entonces entró una TCAE del servicio, que le ayudó mientras él preparaba todo lo necesario para la intervención. La auxiliar, ha relatado, se acercó a la joven, le cogió la mano y le preguntó que qué podía hacer para que se sintiera mejor. “La chica respondió ‘háblame de lo que sea y no me sueltes la mano’ y así fue”, ha añadido.

“La TCAE, la auxiliar, la ‘limpiaculos’, la ‘sinvergüenza’ como han llamado a su colectivo, le empezó a explicar de una casa rural que había alquilado para sus vacaciones en un pueblo y empezaron a charlar... A mi me dio tiempo de meter la aguja en la fractura, poner la anestesia, y pudimos hacer la tracción y poner el yeso sin que la chica se enterara”, ha afirmado.

Finalmente, cuando la joven soltó la mano de su compañera, el proceso había acabado. “Y había colaborado tanto estando relajada que la fractura quedó perfectamente alineada a la primera”, ha informado.

Tras narrar esta historia, Pérez ha querido mandar un mensaje en defensa de los TCAE: “Su labor no tiene precio, son parte esencial del equipo, no sólo para lavar culos, llevar cuñas o limpiar vómito como se cree. Dan soporte, acompañan, y en muchos casos determinan cómo puede ir o finalizar un proceso. Menospreciar su labor es desconocerla”.

“Gracias a todos los colectivos que están tan infravalorados como los TCAE, celadores, técnicos de rayo, limpieza, administrativos, que son indispensables para que la atención de un hospital o centro asistencial fluya, no sólo para el profesional si no para los pacientes. GRACIAS”, ha finalizado.

Su historia y su defensa a estos colectivos está siendo muy aplaudida en Twitter, donde ya lleva más de 30.000 me gusta.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR