'Partygate': Johnson se aferra al cargo ante el pedido de renuncia desde el Parlamento

·4 min de lectura

Ante la Cámara de los Comunes, el primer ministro británico rechazó en reiteradas veces la posibilidad de dimitir, aunque su figura está cada vez más debilitada. En el momento de mayor crisis en la era de Johnson, donde se baraja la posibilidad de iniciar un proceso interno para destituirlo, un legislador ‘tory’ anunció su pase a los laboristas defraudado por el poco liderazgo del ‘premier’. Entretanto, el mandatario notificó que se levantarán la mayoría de las restricciones anti-Covid.

La vertiginosa caída de la figura de Boris Johnson continúa sumando episodios luego de que este miércoles 19 de enero en la Cámara de los Comunes los diputados, tanto laboristas como conservadores, le exigieran la renuncia una vez más dejando en claro que su apoyo político es cada vez más exiguo.

Las presiones por el escándalo de las fiestas en su residencia oficial en medio de las restricciones durante la pandemia llevaron al ‘premier’ a caminar sobre la cornisa a tal punto de que no se descarta que los conservadores inicien un proceso interno para su destitución. Según informaron medios locales, podría entrar en acción el Comité 1992, ente que agrupa a los parlamentarios conservadores sin carteras, luego de haber recibido algunas cartas de miembros disconformes con Johnson.

Sin embargo, para que el organismo que encabeza Graham Brady entre en acción, hace falta que el número de misivas se eleve a 54 –representando al 15% de los conservadores-, cifra que por ahora no alcanza. Aunque no se descarta que la cantidad de diputados insatisfechos crezca abruptamente.

Uno de los momentos más impactantes de la jornada fue cuando el conservador David Davis, exministro del Brexit y aliado de Johnson, le pidió que diera un paso al costado. “En nombre de Dios, márchate”, manifestó.

En la sesión semanal, el ‘premier’ esquivó las preguntas de los diputados sobre las polémicas reuniones en 2020. Pidió que se espere a las conclusiones a las que llegará la investigación de la funcionaria Sue Gray, quien está a cargo de las indagaciones de lo sucedido en Downing Street y si el PM estaba al tanto de que eran eventos sociales y no laborales.

Un diputado conservador se cambió al laborismo

Christian Wakeford, de Bury South en el norte de Inglaterra, anunció antes del comienzo de la sesión de este miércoles que se pasaba al bloque laborista debido al descontento generado por la falta de liderazgo de Boris Johnson, asestando un golpe más a la crisis del mandatario. El primer ministro, no obstante, desestimó la importancia de este movimiento asegurando que volverán a ganar en Bury South.

Por su parte, Keir Starmer –líder laborista- justificó la decisión de Wakeford alegando que Johnson “ha demostrado que es incapaz de ofrecer el liderazgo y el Gobierno que el país se merece”.

La salida de Wakeford es relevante dado que era parte del grupo de diputados conservadores que obtuvieron resonantes triunfos en 2019 en las circunscripciones del norte de Reino Unido, una región tradicionalmente capturada por los laboristas.

Boris Johnson anunció un relajamiento de las medidas anti-Covid

Como respuesta a las duras presiones que recaen sobre su figura, el primer ministro comunicó que expirarán las resoluciones restrictivas que fueron fijadas sobre el cierre de 2021 con la idea de detener la propagación de la variante Ómicron.

A partir del próximo jueves 27 de enero, en Inglaterra ya no será necesario el uso de mascarillas (incluso en aulas y transporte público), los pasaportes covid o la implementación del teletrabajo. El líder conservador dijo que esta decisión es “un reflejo de la intención del Gobierno de confiar en que los ciudadanos británicos tomen decisiones adecuadas”.

Además, el 24 de marzo, también se suprimirán las regulaciones que indican el confinamiento necesario cuando se da positivo de coronavirus si el promedio de casos y hospitalizaciones aminora, pero por ahora seguirá vigente.

En la Cámara de los Comunes, Johnson aseguró que la decisión está respaldada por los últimos datos científicos que muestran que los niveles de infección han bajado y que “Ómicron ya alcanzó el punto álgido a nivel nacional”.

Deslizó que pronto “llegará el momento en que ese requisito legal pueda eliminarse del todo”.

“Al tiempo que el Covid-19 se vuelva endémica, tendremos que reemplazar los requisitos legales con asesoramiento y guía, ungiendo a los ciudadanos a que sean cuidadosos”, anticipó.

Los últimos datos oficiales emitidos el martes por el Ministerio de Sanidad muestran que el Reino Unido registró más de 94.000 contagios en 24 horas y 438 muertes por coronavirus, la mayor cifra diaria comunicada desde febrero de 2021.

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente