Alguien nos está engañando con la nueva ley de alquileres del Gobierno… o a lo mejor todos

·4 min de lectura
Carteles ofertando alquileres en un solar en construcción de Madrid.  (Photo by Fernando Camino/Cover/Getty Images)
Carteles ofertando alquileres en un solar en construcción de Madrid. (Photo by Fernando Camino/Cover/Getty Images)

El martes al mediodía se dio a conocer que PSOE y Unidas Podemos habían alcanzado un pacto para los Presupuestos que incluía, entre otros, un acuerdo sobre la Ley de Vivienda. Desde entonces no han dejado de sucederse los análisis al respecto. Y más vale que el español medio haya leído o escuchado más de uno, o de dos. Porque los juicios realizados al respecto van desde que se trata del paso previo al comunismo más feroz que expropia la propiedad privada hasta que los únicos beneficiados serán el mercado capitalista y los arrendadores porque los precios del alquiler no tardarán en subir.

Y todo esto en tiempo récord -dos horas después del anuncio, el PP ya anunció que no lo aplicará allá donde gobierna para, 24 horas más tarde confirmar que lo recurrirá ante el Tribunal Constitucional-, y sin que el borrador haya, siquiera, iniciado su trámite parlamentario con la introducción de enmiendas.

Así ha empezado este otoño el curso político. En un clima de confrontación bestial entre unos y otros y en un momento en el que ya se ha normalizado que los argumentos para atacar o defender una medida sean falsos o, al menos, no sean ciertos del todo. Como resume la periodista de El Mundo Lucía Méndez, "no hay quien se aclare".

Una reflexión parecida a la que hace Eva Belmonte, creadora de la web ‘El BOE nuestro de cada día’ y la periodista que mejor disecciona las leyes que se aprueban en nuestro país: “¿Sabéis por qué no hablo -aquí, claro, en privado comento como la que más- ni de la ley de vivienda, ni del último cheque ‘loquesea’? Porque, por el momento, no son nada. Veremos en qué quedan y qué pasa cuando lleguen al Congreso y se debatan esas medidas. Y entonces sí que sí”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Empezando por las críticas que anticipan la vuelta del comunismo más intervencionista, la oposición ha llevado la voz cantante señalando varios de sus portavoces que, con esta ley, el Gobierno va a ser quien les fije a los propietarios el precio al que deben alquilar sus viviendas. Y eso no es cierto, porque el texto conocido hasta ahora señala que el Ejecutivo únicamente regulará los precios en los casos en los que un único propietario tenga 10 o más casas.

Pero también han deslizado que todo aquel propietario que tenga un piso vacío se puede enfrentar a un incremento del 150% del IBI. Ese porcentaje figura en el texto, cierto. Pero solamente se aplicaría a quienes poseen más de cuatro viviendas y tenga alguna desocupada sin causa justificada durante más de 24 meses.

Ahora bien, a tenor de los análisis de los últimos días, España se acuesta comunista y se levanta como máximo exponente del capitalismo más obsceno. Porque el bono joven de 250 euros al mes durante dos años que el PSOE, ocultándoselo a Unidas Podemos, plantea conceder ha sido criticado por propiciar que sean los grandes tenedores quienes se beneficien de ello al aplicar, inmediatamente, subidas de precios por valor de esos mismos 250 euros. 

Sin embargo, los fondos buitre, en la actualidad poseen poco más del 1% de las viviendas en alquiler del país. Y, precisamente, para evitar maniobras de este tipo en las zonas tensionadas, el texto legal dota a las comunidades autónomas de un mecanismo legal para limitar puntualmente el precio de los alquileres. Por lo que, si finalmente el arrendatario es quien se apunta en su hoja de resultados los 250 euros del bono joven, será por el interés de los presidentes autonómicos de turno.

Por cierto, ¿saben por qué se podrían sancionar las viviendas vacías? Por un cambio legislativo que impulsó el exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (PP). ¿Y quién fue el primero que habló del famoso incremento del IBI del 150%? Alberto Ruiz Gallardón cuando era alcalde de Madrid.

La política está instalada en la guerra de guerrillas más enconada de la historia reciente y las fake news han sido homologadas como arsenal oficial lo que está destruyendo los márgenes de unos y otros que son justo los espacios reservados para los pactos y acuerdos. Y sin ellos, el ambiente general se vuelve insoportable.

En vídeo | La nueva Ley de Vivienda en España podrá regular los precios del alquiler

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente