Los partidos nacionalistas celebran el "histórico" cambio demográfico en el Ulster

·4 min de lectura

Dublín, 22 sep (EFE).- Los partidos nacionalistas de Irlanda del Norte calificaron este jueves de "trascendental" e "histórico" el vuelco demográfico en la provincia británica, donde el número de católicos ha superado al de protestantes por primera vez desde su creación hace 101 años.

El censo de 2021 reveló este jueves que 45,7 % de la población residente en la región es católica o ha crecido en un contexto católico frente al 43,5 % que se declaró protestante, mientras que un 9,3 % no pertenece a algunos de esos dos grupos.

Estas cifras indican que "se está produciendo un cambio histórico" e "irreversible", destacó el dirigente del partido republicano Sinn Féin John Finucane, diputado en el Parlamento británico.

"Todos podemos ser parte de la creación de un futuro mejor, de un nuevo marco constitucional y de una nueva Irlanda", señaló el político en referencia al referéndum sobre la reunificación de Irlanda que promueve su formación, antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA).

Finucane insistió en que es necesario lanzar ya un periodo de "planificación" y "debate" de cara a una "posible consulta", un asunto que ha cobrado impulso desde que el Sinn Féin ganó, por primera vez en su historia, las elecciones autonómicas del pasado mayo.

El nacionalista Partido Socialdemócrata y Laborista (SLDP), quinta fuerza regional, también aseguró hoy que el censo representa un "momento trascendental" en la historia de la isla de Irlanda.

"A medida que construimos una sociedad más inclusiva y diversa, hemos roto juntos las estructuras de un Estado opresor que favorecieron la discriminación contra la minoría católica durante demasiado tiempo", dijo su líder, Colum Eastwood.

En el lado opuesto, el probritánico Partido Democrático Unionista (DUP), segunda fuerza provincial, advirtió de que estas cifras no deben interpretarse como "un mini-referéndum" sobre el futuro constitucional de Irlanda del Norte.

El diputado Philip Brett recordó que él mismo no es protestante y que su "apoyo a la pertenencia" al Reino Unido "está fuera de toda duda", lo que demuestra que es necesario "evitar análisis perezosos" sobre "indicadores religiosos".

En este sentido, el censo también abordó la cuestión de la identidad nacional y el 31,9 % de la población declaró que se considera "solo británica", mientras que el 8 % optó por la opción "británica y norirlandesa".

El 29,1 % de la población se identificó como "solo irlandesa", frente al 19,8 % que rellenó la casilla "solo norirlandesa".

Esta distinción es importante porque, si bien la identidad irlandesa y el catolicismo mantienen fuertes vínculos, esto no significa que una mayoría de católicos en Irlanda del Norte desembocará automáticamente en la reunificación.

Los observadores recuerdan que en la historia irlandesa figuran un número importante de héroes republicanos protestantes, como Wolfe Tone o Roger Casement, mientras que una parte de los católicos norirlandeses dudan de la reunificación o, simplemente, se oponen.

"La gran diferencia es que la demanda por un referéndum sobre esta cuestión crecerá. No solo por la demografía entre católicos y protestantes, sino por el Brexit", explicó este jueves el experto Brian Feeney a la emisora de radio NewsTalk.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), rechazada por la mayoría del electorado norirlandés en la consulta de 2016, ha tenido un "impacto enorme" y ha "acentuado las divisiones" en la región, señaló Feeney.

"La convocatoria de un referéndum sobre la reunificación es atractiva porque implicaría la vuelta a la UE, garantizada porque Bruselas ha dicho que, en ese caso, el norte y el sur (de Irlanda) se convertiría en un solo Estado miembro", agregó el experto.

Tras la guerra de independencia (1919-1921), el Reino Unido dividió la isla en dos jurisdicciones, la provincia de Irlanda del Norte y la República de Irlanda, lo que dio paso a casi un siglo de tensiones y enfrentamiento armado entre las dos comunidades.

El acuerdo de paz del Viernes Santo (1998) puso fin al conflicto, pero desde entonces el número de población protestante ha caído constantemente, desde representar el 53 % en 2001 hasta el 48 % en 2011 y el 43,5 % en 2021.

Por contra, la católica subió un punto entre 2001 y 2011, hasta el 45 %, y cobró impulso en la última década, hasta el actual 45,7 %.

(c) Agencia EFE