Partidos en alarma: cómo están gestionando las grandes formaciones la crisis del COVID-19

Casado (Photo: Efe)

España vive unos tumultuosos días por la pandemia del coronavirus. Una situación que afecta a todos los ámbitos además del sanitario. Son días muy complicados también en la esfera política, en los que los partidos desempeñan un papel esencial, especialmente desde que el aval para la prórroga del estado de alarma pasara al Congreso. Es decir, es cuestión de votos también. La gestión del Gobierno y de las formaciones marcará el futuro del país no solo para los próximos días, sino también para muchos años.

Por el momento, el Ejecutivo de Sánchez ha logrado el apoyo (PSOE, PP, Vox, Unidas Podemos, Ciudadanos, PNV, Más País, CC, PRC, Compromís, Teruel Existe, NC y BNG) o la abstención (ERC, Junts y la CUP) de todos los partidos para esa prórroga. Pero el debate político se endurece cada día que pasa. Y los populares ya han amenazado con no apoyar el decreto de actividades esenciales por falta de apoyo a las empresas. ¿Cómo están actuando los grandes partidos?

El principal partido de la oposición, el Partido Popular, ha endurecido el tono conforme va a avanzando la pandemia. No obstante, los de Pablo Casado han apoyado con sus votos las medidas urgentes llevadas por el Gobierno al Congreso de los Diputados. Algo que va a cambiar: han dicho que no podrán apoyar los nuevos decretos sobre actividades esenciales por falta de apoyo a las empresas.

Casado va endureciendo el tono y amenaza con no apoyar los nuevos decretos

Los populares dicen que pedirán responsabilidades una vez pase la crisis del coronavirus, pero ya hablan de “negligencias”, de que el Gobierno no ha estado a la altura y de falta información. Las críticas están llegando principalmente a través de Pablo Casado, tanto en la tribuna del Congreso como en redes sociales y ruedas de prensa.

El presidente del partido sigue trabajando en su despacho en Génova y ha optado por convocar ruedas de prensa a través de la aplicación Zoom, que permite a los periodistas plantear preguntas sin pasar por un filtro previo, como sí ocurre con las comparecencias de los miembros del Gobierno. En la comparecencia de este lunes, Casado ha llegado a acusar al presidente del Gobierno de no dar información “cierta”.

El Partido Popular planteó el teletrabajo a sus trabajadores tres días antes del estado de alarma. A la sede de Génova sólo van un mínimo grupo imprescindible y allí se ha podido ver al ‘número dos’, Teodoro García Egea, y al vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos. Estos dos, especialmente el primero, se han convertido en azotes del Gobierno de Sánchez. Y en las últimas horas el partido ha cargado duramente contra la improvisación del Gobierno por publicar casi a medianoche el BOE con las actividades esenciales.

Las duras críticas del PP durante estos días también tienen otras caras. Por un lado, Cayetana Álvarez de Toledo ha sido la encargada en entrevistas de poner el foco en que el Gobierno ha primado la “ideología frente a la ciencia”. Y el gran rostro territorial del PP contra Sánchez es el de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, frente a la actitud de otros barones ‘populares’ como Alberto Núñez Feijóo (Galicia) o Juanma Moreno (Andalucía).  

En la Moncloa dicen que no quieren criticar a las otras administraciones, pero internamente, según fuentes gubernamentales, hay mucho malestar por la actitud de Ayuso y por sus críticas por la falta de material. Una actitud que contraponen a la del alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida.

Vox apoya por ahora... y amenaza con vías penales

Las otras críticas más duras contra el Gobierno llegan desde la ultraderecha. Los de Santiago Abascal han votado también a favor de la medida del Ejecutivo del estado de alarma y han recordado durante estos días de que fue el primer partido que pidió utilizar este artículo 116 de la Constitución. La formación también apoyó dos de los reales decretos de medidas económicas, pero no dio voto positivo a otro por incluir la entrada de Pablo Iglesias en la comisión de seguimiento del CNI.

En el partido, parte de la cúpula ha dado positivo en coronavirus (Santiago Abascal, Javier Ortega Smith, Macarena Olona..). En un primer momento, fue Iván Espinosa de los Monteros el encargado de poner cara a las críticas, pero luego ha sido Abascal tras su recuperación. El partido habla de negligencias y de una actuación tardía. Además, se afana en buscar la dimisión de Carmen Calvo, Pablo Iglesias y Fernando Simón. 

El partido está muy activo en redes sociales y además, según ha avanzado Abascal, se pedirán responsabilidades penales una vez se supere la crisis. Y una gran batalla ideológica ha emprendido Vox para hacer creer que la expansión del virus se produjo especialmente por la autorización de la manifestación del 8-M. Lo que no airean, según fuentes socialistas, es que ese día tuvo lugar el congreso de Vox en Vistalegre y que estuvo Ortega Smith después de haber viajado a Milán, uno de los focos del COVID-19 en Bruselas.

Apuntan también duro en Vox y PP contra la estrategia de comunicación del Gobierno y sus ruedas de prensa en Moncloa. “Aló presidente”, suelen reprochar, aludiendo al programa que tenía Hugo Chávez. Ataques, y muchos, en sentido económico, aunque no se han opuesto al endurecimiento de las medidas en sí. De hecho, en el PSOE creen que no lo pueden hacer porque se está demostrando que la única manera de parar el virus es el aislamiento, como sucede en el resto de países afectados por el COVID-19. Además, los socialistas entienden que los ciudadanos están siendo responsables y apoyan las duras medidas de confinamiento, por delante de otros países del entorno.

Cs se aleja de Colón y centra las críticas en economía

Muy diferente ha sido la actitud de Ciudadanos durante estos días alejándose de sus compañeros en la foto de Colón. Cs pide una actitud de Estado durante estos días y no se ha enfangado en las críticas tan duras de Abascal y Casado. 

Esta pandemia ha coincidido con el relevo en el partido y las primarias que ganaba Inés Arrimadas. El partido tuvo que suspender su congreso y los nuevos cargos prometieron vía telemática. Los naranjas han intentado incluso que sea telemática la sesión del Congreso, aunque no lo han conseguido: solo enviaron a una diputada al Hemiciclo, María Muñoz. El propio Sánchez ha agradecido la postura de Cs. 

Arrimadas habla de unidad y lealtad e incluso se ha valorado en el partido que se incluyan algunas medidas que pedían en los decretos económicos. No obstante, sí han mostrado su disconformidad con iniciativas respecto a los autónomos y piden más ayudas para este colectivos. La nueva líder es la que está asumiendo principalmente el papel ante la prensa y lo hace a través de ruedas de prensa virtuales en las que sí permite a los periodistas interpelar directamente y no pasar por el filtro de un chat. Eso sí, este lunes ha subido un poco el tono por el decreto de actividades esenciales y ha pedido una reunión de Sánchez con la oposición.

Love HuffPost? Become a founding member of HuffPost Plus today.

Lo otros dos grandes partidos, PSOE y Unidas Podemos, son los que sustentan al Gobierno y su principal misión es dar apoyo a las iniciativas del Ejecutivo en un momento tan duro. En Ferraz aplicaron también el teletrabajo antes del estado de alarma y su objetivo ahora es trasladar la información del Gobierno; la actividad de partido ha quedado en segundo plano.

La voz del partido que más ha hablado ha sido la de la ‘número dos’, Adriana Lastra, encargada de expresar la opinión como portavoz durante las sesiones en el Congreso. Además, algunas de las autoridades competentes en estos momentos son pesos pesados del partido, como José Luis Ábalos, ministro de Transportes y ’número tres del PSOE, y Salvador Illa, titular de Sanidad y secretario de Organización del PSC 

El PSOE se dedica al apoyo al Gobierno y UP también presiona a veces en pública para lograr medidas

Como partido, Podemos también da sustento al Gobierno y tiene en Pablo Echenique, su portavoz parlamentario, su principal voz durante estos días, tanto en medios como redes sociales. El partido morado sí se ha mojado en algunas ocasiones para presionar dentro del Gobierno, como se vio la cascada de tuits de dirigentes para apoyar medidas del escudo social frente a otra ala más ortodoxa del Ejecutivo con Nadia Calviño a la cabeza.

En el partido morado están muy centrado, según fuentes de UP, en también desmentir bulos que surgen estos días, acabar con esa identificación del 8-M con la expansión del virus y en buscar la máxima protección de los trabajadores. Con otra obsesión: que la salida de la crisis sea totalmente diferente a la de 2008.

Días que marcarán el futuro de España. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EEUU, primer país en superar los 100.000 casos

Martínez-Almeida, el alcalde inesperado

Sanidad aprecia un cambio de tendencia en el incremento de casos diarios

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

El Consejo de Ministros del estado de alarma

This article originally appeared on HuffPost.