Partido de Morales cambia reglas de Congreso a favor de Arce

PAOLA FLORES
·3 min de lectura
El presidente electo Luis Arce, a la derecha, recibe sus credenciales presidenciales de manos del presidente del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, durante una ceremonia en La Paz, Bolivia, el miércoles 28 de octubre de 2020. (AP Foto/Juan Karita)

BOLIVIA-ARCE ASAMBLEA

El presidente electo Luis Arce, a la derecha, recibe sus credenciales presidenciales de manos del presidente del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, durante una ceremonia en La Paz, Bolivia, el miércoles 28 de octubre de 2020. (AP Foto/Juan Karita)

LA PAZ (AP) — Luis Arce recibió el miércoles el documento que lo acredita como presidente electo de Bolivia en medio de cuestionamientos a su partido y el de su mentor, el expresidente Evo Morales, por reformas legislativas que buscan neutralizar a la oposición.

Arce recogió emocionado la credencial de manos del titular del Tribunal Supremo Electoral en medio de los aplausos de sus seguidores. Mientras tanto, en la saliente Asamblea Legislativa dominada por el Movimiento Al Socialismo (MAS) -el partido de Morales- se registraban protestas de jóvenes.

Aprovechando su mayoría en ambas cámaras el MAS cambió los reglamentos de la Asamblea y eliminó la aprobación por dos tercios de la designación de embajadores y ascensos de la cúpula militar y policial, entre otras medidas. A partir de ahora sólo se necesitará la mayoría simple.

Aunque en las elecciones del 18 de octubre Arce obtuvo el 55% de los votos, el MAS alcanzó la mayoría en el Congreso pero no los dos tercios, como tenía hasta ahora.

“No debe haber ninguna preocupación por parte de la población”, expresó Arce.

El expresidente Carlos Mesa (2003-2005), quien terminó segundo en los comicios, escribió en su cuenta de Twitter que se trató de "una maniobra inaceptable e ilegítima. El MAS cambia el reglamento de senadores y diputados eliminando el requisito de dos tercios para aprobación de decisiones fundamentales en la Asamblea Legislativa Plurinacional. Continúa el autoritarismo”. Mesa exigió a Arce revertir esa decisión o, advirtió, presentará una demanda constitucional.

Su partido Comunidad Ciudadana es la fuerza opositora con más presencia en la Asamblea, pero también está Creemos, la organización del exlíder cívico Luis Fernando Camacho que terminó en tercer lugar en los comicios.

“Esto es una afronta a la democracia. Eliminan los dos tercios para anular a la oposición. El MAS está demostrando que no puede gobernar sino adecua las normas y las reglas a su medida”, dijo la diputada opositora saliente Shirley Franco.

El senador por el MAS Ciro Zabala explicó que se adecuaron los reglamentos para que el gobierno de Arce no tenga “trabas” con el poder Legislativo y pueda gobernar. “Esto no es una mala señal, es allanar el camino. No hemos hecho nada ilegal, es sólo un cambio administrativo”, sostuvo.

“Un día antes de perder la mayoría de dos tercios en el Senado de Bolivia, el MAS redujo el umbral de dos tercios de los votos para decidir importantes materias. El MAS cambió las reglas del juego para hacerlas a su medida. Mal precedente”, tuiteó José Manuel Vivanco, director para América Latina de la organización Human Rights Watch.

En tanto, el analista político Jorge Dulón dijo que esta es una “pésima” y “nociva” señal porque le da un “poder casi absoluto al MAS”.

Además recordó que Arce aún no ha comenzado a gobernar pero ya ha dado “malas señales” de lo que será su mandato. Recordó que el lunes la justicia anuló una orden de arresto contra Morales por presunta sedición y terrorismo y que la víspera el expresidente, desde su exilio en Argentina, anunció que retornaría a Bolivia en noviembre.

“Esto deja a Arce como un títere de Morales, como una persona poco independiente. Él había dicho que iba a gobernar para todos y ya vemos que no es así”, explicó y añadió que incluso deja ver una “intervención en los otros poderes: el Judicial y el Legislativo”.

Arce, exministro de Economía del gobierno de Morales (2006-2019), asumirá el poder el 8 de noviembre. Al acto está invitado el exmandatario.

Bolivia fue a alecciones el 18 de octubre con el fin de zanjar la crisis que siguió a los anulados comicios del año pasado por supuesto fraude que ocasionó protestas que dejaron 36 muertos y provocaron la renuncia de Morales.