Partido gobernante de México elige por fin a su líder

·2 min de lectura
Partidarios de Porfirio Muñoz Ledo sostienen afiches con su imagen el lunes 12 de octubre de 2020 frente a la sede del partido Morena, que celebró elecciones para elegir a su líder, en la Ciudad de México. (AP Foto/Fernando Llano)
Partidarios de Porfirio Muñoz Ledo sostienen afiches con su imagen el lunes 12 de octubre de 2020 frente a la sede del partido Morena, que celebró elecciones para elegir a su líder, en la Ciudad de México. (AP Foto/Fernando Llano)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El partido Morena del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador eligió finalmente a un líder el viernes tras dos enconados intentos fallidos.

Una encuesta entre los miembros del partido le dio un cómodo margen de victoria a Mario Delgado, líder centrista de Morena en la Cámara de Diputados y considerado más dócil al presidente.

Los resultados de una encuesta previa que mostraron un empate fueron impugnados firmemente por Porfirio Muñoz Ledo, de 87 años, un político de larga trayectoria que en ocasiones ha criticado a López Obrador.

Horas después el viernes, Muñoz Ledo dijo que las encuestas, y las efectuadas previamente, fueron realizadas ilegalmente, pero no indicó específicamente si aceptaría el veredicto.

La disputa al interior del Movimiento de Regeneración Nacional ha sido una espina para López Obrador, que requiere proteger el frágil control que ejerce su partido en el Congreso en las elecciones legislativas de 2021.

López Obrador formó Morena en 2014 con miembros que desertaron de otros partidos. Entre ellos hay izquierdistas, centristas e independientes. El joven partido carece de organización formal en muchos de los 32 estados de México, y sólo ejerce siete gobernaciones.

Más allá de eso está la cuestión de si Morena, en su forma actual, perdurará después de la presidencia de su creador, al que la Constitución le prohíbe reelegirse.

La única buena noticia para Morena es que los dos principales partidos de la oposición —el Partido Revolucionario Institucional y el conservador Partido Acción Nacional— posiblemente están en peor situación.

El PRI gobernó México ininterrumpidamente de 1929 a 2000, y aún tiene la mayor cantidad de gobernaciones, con 11. Pero su breve regreso a la presidencia de 2012 a 2018 estuvo tan marcado por debilitantes escándalos de corrupción que ahora parece estar amedrentado y sin timón.

López Obrador ha demostrado ser un maestro en la clase de política —liderazgo carismático, nacionalismo ferviente y programas gubernamentales de dádivas— en los que solía especializarse el PRI.

El PAN, que ofrece la alternativa más clara a López Obrador, sigue generando desconfianza entre mucha gente debido a dos deslucidos períodos en los que ocupó la presidencia de 2000 a 2012. Algunas facciones del partido han participado en manifestaciones contra el mandatario.

Delgado, de 48 años, es visto como un hábil operador político tras bambalinas y aliado de uno de los sucesores potenciales de López Obrador, el canciller Marcelo Ebrard.

Muñoz Ledo ha estado en varios partidos a lo largo de una carrera que comenzó como líder estudiantil a mediados de la década de 1950 y en la que pasó a la historia al convertirse en el primer presidente de la Cámara de Diputados perteneciente a un partido de oposición en 1997. Ha criticado el enfoque de mano dura de López Obrador de detener y deportar a los migrantes centroamericanos que intentan cruzar México para llegar a Estados Unidos.