Partido gobernante en Kazajistán gana legislativas con cerca de 72% de los votos

Dana RYSMOUKHAMEDOVA, con Christopher RICKLETON en Almaty
·3 min de lectura

El partido en el poder en Kazajistán ganó las elecciones legislativas del domingo con cerca de 72% de los votos, según un sondeo a pie de urna realizado por un organismo aprobado por las autoridades.

El partido Nur Otan, la formación del presidente Kasim-Jomart Tokayev y de su predecesor Nursultán Nazarbayev, logró sin sorpresa la victoria en unos comicios en los que la oposición estaba ausente.

El partido en el poder era el gran favorito, en ausencia de la única formación de la oposición autorizada en este país autoritario de Asia central y rico en petróleo.

El presidente, Kasim-Jomart Tokayev, de 67 años, ha prometido reformas políticas desde su elección hace dos años con el apoyo de su predecesor, Nursultán Nazarbayev, quien dimitió por sorpresa en 2019 después de casi tres décadas en el poder.

En la sombra, Nazarbayev, de 80 años, conserva una influencia considerable y funciones clave, como la presidencia del poderoso partido mayoritario, Nur Otan.

Este último cuenta con 800.000 afiliados en Kazajistán, una exrepública soviética cuyo tamaño cuadruplica el de Francia pero con solo 19 millones de habitantes.

Además de Nur Otan, otros cuatro partidos participaron en los comicios del domingo, que renuevan la cámara baja del Parlamento. Ninguno de ellos es hostil al poder.

En la ciudad más grande del país, Almaty, la policía rodeó durante horas a decenas de personas que intentaban manifestarse contra las elecciones, observó un periodista de la AFP.

"Decenas de nuestros miembros fueron detenidos", declaró Janbolat Mamay, un militante de la oposición. La policía afirmó por la noche que había liberado a todos los manifestantes.

- Boicot -

Las autoridades anunciaron una tasa de participación del 63,1%, aunque los críticos aseguran que esta cifra es exagerada.

El Partido Nacional Socialdemócrata (NSDP), que se declara de la oposición a pesar de que las voces críticas lo ponen en duda, anunció en noviembre que no se presentaría a las elecciones en señal de "protesta".

La hija de Nursultan Nazarbayev, Dariga Nazarbayeva, de 57 años, era candidata del partido Nur Otan. El año pasado fue destituida como presidenta del Senado, un cargo por el que sería el reemplazo del jefe de Estado en caso de una vacante en el poder.

Su destitución, sin explicación oficial, se atribuyó a una decisión del presidente Tokayev y se interpretó como una señal de una posible lucha política entre este último y el clan Nazarbayev.

Pero Kasim-Jomart Tokayev suele cubrir de elogios a su mentor y predecesor, además de defender sus decisiones estratégicas. Y los dos hombres aparecieron juntos, en noviembre, en un congreso de Nur Otan.

- Oposición amordazada -

Gracias a su riqueza en minerales e hidrocarburos, Kazajistán es un país próspero y mantiene buenas relaciones con Occidente y sus vecinos: China y Rusia.

Según el Banco Mundial, se prevé que el PIB de Kazajistán caiga un 2,5% en 2020, la primera recesión del país en dos décadas, debido a la crisis del coronavirus.

En un Estado regido por el autoritarismo desde su independencia en 1991 hay pocas voces críticas que expresen descontento.

En las últimas tres elecciones, el partido NSDP no ha logrado entrar en el Parlamento.

El mes pasado, la embajada estadounidense se declaró "alarmada" por la decisión de introducir nuevas restricciones contra los observadores electorales independientes, que habían denunciado casos de pucherazo en las presidenciales de 2019.

dr-cr/rco/apo/am/erl/mr/zm/eg/jvb