Partido dirigente en Japón eligió a Fumio Kishida como líder y primer ministro

·3 min de lectura

El gobernante Partido Liberal Democrático (PLD, derecha) de Japón eligió este miércoles por amplia mayoría al exministro de Asuntos Exteriores Fumio Kishida como su nuevo líder, con lo que se convertirá en el nuevo primer ministro a partir del próximo 4 de octubre.

Kishida, un centrista de 64 años obtuvo 257 votos en la segunda vuelta de esta elección interna del PLD, frente a los 170 de Taro Kono, de 58 años, al cargo de la campaña japonesa de vacunación contra el covid-19.

El nuevo líder del PLD será confirmado como primer ministro en una votación en el Parlamento el 4 de octubre, y posteriormente dirigirá a su partido en las elecciones generales, que podrían celebrarse en noviembre.

Procedente de una familia política de Hiroshima, Kishida ha buscado la jefatura del Gobierno japonés desde hace años, y en 2020 perdió la elección como líder del PLD ante el primer ministro saliente, Yoshihide Suga.

Suga deja el cargo después de solo un año en el poder, con bajos niveles de apoyo por el descontento con su respuesta a la pandemia del Covid-19.

Se presenta como capaz de escuchar a los ciudadanos

Kishida fue el primero en lanzar su candidatura y basó su campaña en una plataforma de estímulo ante la pandemia, presentándose como alguien capaz de escuchar, al punto que llevaba a sus mítines un buzón para recibir sugerencias de los ciudadanos.

Kishida superó por poco a Kono en la primera ronda de la votación entre miembros y legisladores del PLD, pero obtuvo una victoria holgada en la segunda vuelta.

Las otras dos candidatas eran la derechista Sanae Takaichi y la feminista Seiko Noda, quienes se quedaron en la primera ronda.

Kishida buscó capitalizar el descontento popular con la respuesta de Suga a la pandemia, que llevó al gobernante a tener tasas de apoyo históricamente bajas.

Más continuidad que cambio

Su estilo de bajo perfil ha sido señalado como falta de carisma, y sus ideas políticas sugieren más continuidad que cambio. Sin embargo, eso le sirvió para obtener más apoyo entre la militancia del PLD, que lo prefirió a él antes que el estilo reformista y directo de Kono.

"Kishida se desempeñó mejor de lo que se esperaba", comentó Corey Wallace, profesor asistente de la Universidad de Kanagawa y especialista en Japón. "Intentó complacer a todos, pero a diferencia de las veces anteriores que se postuló o anunció su intención de postularse, esta vez tuvo un mensaje", dijo Wallace a AFP.

El nuevo líder del PLD es considerado una figura en quien confiar que podría continuar las políticas del Gobierno de Suga. Por el momento, no ha indicado planes de cambiar radicalmente en materia de Defensa o Exteriores.

En contra del matrimonio homosexual

Sin embargo, defendió una "política de generosidad", y señaló la intención de alejarse de las políticas económicas neoliberales que han dominado en Japón.

Pese a su fama de liberal, Kishida fue más reticente que su rival Kono a comprometerse con temas polémicos como la legalización del matrimonio homosexual o permitir que las parejas casadas tengan apellidos diferentes.

Al llegar al poder, se enfrentará a numerosos desafíos, desde manejar la recuperación económica después de la pandemia a contener las amenazas de seguridad desde Corea del Norte y China.

Con AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente