Preocupación ante la llegada de un partido antivacunas al parlamento regional de Austria

·3 min de lectura

Pueblo, Libertad y Derechos Fundamentales (MFG, por sus siglas en alemán) es una organización creada recientemente en Austria, al calor de las protestas de los antivacunas, que cuestiona la vacunación contra el coronavirus en mitad de la pandemia del Sars-cov-2. Hasta aquí, ninguna novedad: los activistas contra las vacunas han proliferado en los últimos meses en buena parte del globo.

La sorpresa está en que esta organización tendrá tres diputados sentados en el parlamento regional de Alta Austria, un resultado inesperado en las elecciones regionales y locales que se han celebrado este 26 de septiembre.

Protestas en Austria contra las restricciones. (Photo by Askin Kiyagan/Anadolu Agency via Getty Images)
Protestas en Austria contra las restricciones. (Photo by Askin Kiyagan/Anadolu Agency via Getty Images)

Aunque todos los focos estaban puestos en Alemania el domingo, donde se celebraban comicios federales y donde Angela Merkel se despide definitivamente de la cancillería, su vecino del sur también tenía noticias que contar: los austriacos de la región con menor índice de vacunación del país –el 55,5% de la población está vacunada en Alta Austria frente al 60,3% a nivel nacional– han decidido que esta formación tenga representación en el que es uno de los mayores parlamentos regionales.

Creada en febrero, las encuestas predecían que la formación no alcanzaría el umbral del 4% necesario para entrar en el Parlamento de la región, sin embargo, obtuvo el 6,4% de los votos y, aunque su apoyo sea minoritario supone un antes y un después en la política austriaca y, posiblemente, europea. 

Con el rechazo a la campaña de vacunación austriaca y a la mascarilla obligatoria como mensajes centrales de su ideario y de su programa electoral, niegan, sin embargo, ser antivacunas. Su manifiesto no llega a oponerse a las vacunas contra la covid-19 pero deja claro que está a favor de la “libertad absoluta para elegir” y en contra de que los no vacunados estén en desventaja.

En este sentido, el nuevo partido, de poco más de medio año de vida, ha mostrado su oposición especialmente a las restricciones impuestas en el país centroeuropeo que requieren un certificado de vacunación o un test negativo de covid-19 para entrar en interiores de bares, restaurantes y otros lugares cerrados.

Sin embargo, aunque rechacen la etiqueta de “antivacunas” la realidad es que sus principales votantes lo son y, entre sus eslóganes, proclaman: “No creas todo lo que te dicen”. Se alimentan de la fatiga pandémica y, por supuesto, del escepticismo hacia las vacunas alimentado por noticias falsas. 

Los tres parlamentarios elegidos en Alta Austria (MFG)
Los tres parlamentarios elegidos en Alta Austria (MFG)

Los expertos advierten de que, aunque de momento solo se haya perfilado como un pequeño fenómeno local, es importante no subestimarles. Su éxito se ha cosechado en una región clave en el país, hogar de gran parte de la industria pesada, y donde se encuentra Linz, la tercera ciudad más grande de Austria, en la frontera con Alemania y la República Checa.

"Nos presentaremos en Salzburgo, nos presentaremos en Carintia, nos presentaremos en las elecciones parlamentarias nacionales", ha dejado claro en la radio ORF el líder del MFG, Markus Brunner, según recoge Reuters.

Él es un abogado que ha cuestionado la constitucionalidad de las restricciones del coronavirus en los tribunales, y su ambición por expandir su recién creado partido político al resto del país podría hacer aguas si no se mantiene la tensión de la pandemia hasta 2023, que es lo que permite a este tipo de discursos situarse en el centro del debate público.

La otra sorpresa de las elecciones locales austriacas, en este caso, ha venido de la mano de los comunistas. El Partido Comunista de Austria (KPO) ha logrado el 29% de apoyo en las elecciones a la alcaldía de Graz, la segunda ciudad del país. El KPO lleva sin conseguir representación parlamentaria a nivel federal austriaco desde 1959. Veremos si estos resultados se extrapolan a nivel nacional en 2023.

En cualquier caso, en las regionales el Partido Popular (VPO) del canciller austriaco, Sebastian Kurz, ha logrado un 38% de los votos en Alta Austria y será el que seguirá gobernando la región.

EN VÍDEO I La odisea de dar positivo en Covid en el aeropuerto de destino

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente