Una particular lectura de la sentencia contra el aborto en EEUU

·3 min de lectura
Una particular lectura de la sentencia contra el aborto en EEUU

La derogación de la ley del aborto por parte del Tribunal Supremo de Estados Unidos tiene interpretaciones inesperadas. Un policía paró a Brandy Bottone por conducir sola por un carril para vehículos de alta ocupación (VAO) en Texas, apenas unos días después de que el alto tribunal anulara el texto que salió del caso Roe contra Wade en 1973. En ese momento, ella señaló su vientre al agente para indicar que estaba embarazada y le dijo que su hija no nacida contaba ahora como una persona.

"No intento meter la política aquí, pero con todo lo que está pasando, esto cuenta como un bebé", dijo Bottone, encinta de ocho meses cuando la pararon el 29 de junio.

La mujer, que vive en Plano, un suburbio de Dallas, tiene previsto recurrir la multa ante los tribunales. La noticia ha sido publicada por el periódico The Dallas Morning News. "Conducía para recoger a mi hijo. Sabía que no podía llegar ni un minuto tarde, así que tomé el carril VAO", explica.

La situación se produjo cinco días después de que el Tribunal Supremo eliminara las protecciones constitucionales de las mujeres para que ejercieran su derecho al aborto. Se espera que la sentencia provoque la prohibición en aproximadamente la mitad de los estados del país.

En Texas sirvió de acicate para una legislación que vetará prácticamente todos los abortos y que define al niño no nacido como un ser humano vivo desde la fecundación hasta el nacimiento. Además, una sentencia del Tribunal Supremo del este estado provocó que las clínicas dejaran de practicar interrupciones del embarazo.

El año pasado entró en vigor en Texas una ley que prohíbe la mayoría de los abortos después de seis semanas, antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas.

Bottone, de 32 años subraya que su postura no es a favor o en contra del aborto, sino de la uniformidad de la ley: "Una ley dice que esto es un bebé y ahora me dice que este bebé que me pincha las costillas no es un bebé".

Chad Ruback, un abogado de Dallas, considera que los jueces podrían tener diferentes opiniones: "Me parece que su argumento es original, pero no creo que, basándose en el actual Código de Transporte de Texas, su argumento pueda tener éxito ante un tribunal de apelación", ha declarado Ruback al Washington Post. "Dicho esto, es totalmente posible que haya un juez de primera instancia que le premie por su creatividad".

Una mujer de Arizona argumentó en 2006 que su hijo no nacido contaba como pasajero después de ser multada por conducir sola en un carril VAO, pero un juez rechazó la reclamación, alegando que las normas estaban diseñadas para llenar los asientos vacíos en un vehículo.

Mientras tanto, en Texas, el republicano Brian Harrison, ha escrito en Twitter que planea presentar una legislación para aclarar que los bebés no nacidos deben ser tratados como pasajeros: "Los bebés no nacidos son personas (lo que significa que también son pasajeros), y deben ser tratados en consecuencia bajo las leyes de Texas".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente