Los parques de Kabul, prohibidos a las mujeres

AP - Mariam Zuhaib

Los talibanes prohibieron a las mujeres afganas acceder a los parques y jardines de Kabul, uno de los últimos espacios de libertad que tenían ante las severas restricciones impuestas por el régimen fundamentalista islámico.

A principios de semana, los talibanes pidieron a los responsables de parques y jardines que cerraran sus puertas a las mujeres, como constataron periodistas de la AFP en la capital.

Hasta ahora se habían instalado horarios y días diferenciados para que hombres y mujeres no se cruzaran.

"En numerosos lugares, las reglas fueron violadas", justificó el miércoles a la AFP el portavoz del Ministerio de Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio, Mohammad Akif Sadeq Mohajir.

"Había mezcla y el hiyab (el velo que cubre la cabeza y el cuello) no se respetaba. Es por eso que se ha tomado esta decisión", añadió.

Sentada en un restaurante de Kabul con vistas a un parque de la ciudad, Wahida observa a sus niños jugar a través del cristal, pero no puede acompañarlos.

"No hay escuela, no hay trabajo, deberíamos tener al menos un lugar donde entretenernos", dice a la AFP la madre, contrariada después de que le negaran la entrada al parque.

Desde su regreso al poder en agosto de 2021 tras veinte años de guerra y la retirada de las tropas estadounidenses, los talibanes impusieron una interpretación fundamentalista del islam.

Las autoridades no dejaron de recortar las libertades de las mujeres: están obligadas a llevar velo integral, no pueden acceder a la educación secundaria y tienen prohibido viajar solas fuera de su localidad.

Los parques eran uno de los últimos espacios de libertad.


Leer más sobre RFI Español