Paro indefinido en contra del Gobierno ecuatoriano convocado por Confederación indígena

·4 min de lectura

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) inició un paro indefinido. El sector indígena más importante e histórico ecuatoriano vuelve a las calles para exigir al Gobierno del presidente Guillermo Lasso cumplir urgentemente con diez demandas basadas en temas económicos y de derechos humanos.

Luego de varias declaraciones críticas de la CONAIE en relación al incumplimiento de acciones por parte del Gobierno para combatir el encarecimiento de la vida y sobre diferentes molestias que afectan a las áreas rurales, el sector indígena más representativo del país dio inicio a un paro nacional.

El presidente de la CONAIE, Leonidas Iza, ha especificado que las bases campesinas permanecerán indefinidamente en su territorio, impidiendo el flujo del transporte en los principales puntos de conexión entre provincias donde los indígenas tienen presencia hasta que el Gobierno de Lasso responda a sus demandas.

Desde la madrugada de este 13 de junio, se ha reportado el cierre parcial de vías en las principales provincias andinas, entre las que están Pichincha, cuya capital es Quito; Cotopaxi; Tungurahua; Chimborazo, así como la provincia amazónica de Pastaza.

Hasta el momento no se ha informado de algún enfrentamiento grave, ni desmanes.

A este reclamo social se ha sumado el respaldo de los principales movimientos sindicalistas del país, como el Frente Popular también de la Unión Nacional de Educadores (UNE), la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador y movimientos feministas, entre otros. Cada movimiento ha informado de diferentes movilizaciones en diversos puntos del país.

La consigna es la misma: rechazan las medidas neoliberales del Gobierno. Las preocupaciones principales son el encarecimiento de la vida en el país, el desabastecimiento de medicinas y los bajos presupuestos para salud y educación.

La ola de violencia que golpea sin descanso a los ecuatorianos y la inseguridad también son parte de los principales motivos que movilizan a estos sectores de la nación andina.

¿Qué reclama la CONAIE?

Iza aseguró que la protesta se da tras haber agotado las instancias de diálogo con el Gobierno en las citas concretadas el 11 de junio, el 4 de octubre y el 10 de noviembre de 2021.

El presidente de la CONAIE resaltó los diez reclamos del paro: la reducción y congelamiento del precio del combustible; el refinanciamiento de deudas por un año para el sector agrícola; el control en los precios de los productos para el campo; la no precarización de la jornada laboral; la revisión de los proyectos extractivistas (mineros); el respeto de los derechos colectivos, como la educación bilingüe y la justicia indígena; la no privatización de los sectores estratégicos; el control de la especulación de precios; un presupuesto digno para la salud y educación y la generación de políticas públicas de seguridad.

Al inicio de la jornada, entre la provincia del Cotopaxi y Pichincha, Iza ha indicado que hasta que el presidente no responda con acciones a sus demandas, el paro se mantendrá.

El Gobierno asegura que no permitirá la interrupción de vías

El presidente Guillermo Lasso advirtió a través de un mensaje grabado que impedirá que la manifestación genere algún altercado en el país.

"No vamos a permitir la interrupción de vías y carreteras, no vamos a permitir la toma de pozos petroleros y de ningún servicio público", dijo. "No se puede permitir que ciertos grupos que buscan desestabilizar y pescar a río revuelto, paralicen nuevamente al país", agregó el mandatario.

Por su parte, el Ministerio de Gobierno ratificó el domingo su apertura al diálogo como parte de una política que denomina "gobierno del encuentro".

Asimismo, formuló un llamado a los manifestantes "a expresar sus opiniones de manera pacífica, en el marco del orden público, el respeto a la Constitución y el Estado de Derecho".

Temor frente a un recrudecimiento de las tensiones

Si bien la primera jornada de manifestaciones iniciada este lunes no ha registrado grandes incidentes y el Gobierno indicó que no se han realizado detenciones, el temor de enfrentamientos entre manifestantes y agentes de seguridad está latente.

Es bien conocido en la región que los indígenas en Ecuador han logrado hasta derrocar a un presidente y que fueron los líderes de las últimas manifestaciones más significativas en el país de los últimos años.

La CONAIE lideró en octubre de 2019 la protesta que puso en jaque al Gobierno de Lenín Moreno. El país quedó paralizado en gran medida del 3 al 13 de octubre de ese año por los reclamos sociales de los diferentes sectores del país.

Las protestas comenzaron por un decreto que eliminaba históricos subsidios a la gasolina, medida que luego fue derogada por la incidencia de la protesta social. Murieron una decena de personas y más de 1.500 resultaron heridas, entre manifestantes y miembros de las fuerzas de seguridad.

Las manifestaciones iniciaron por el malestar en torno a los precios del combustible, pero terminaron desencadenando un estallido social contra la política del Gobierno de Moreno, que ha pasado a la historia del país como el presidente con la popularidad más baja registrada.

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente