El paro cae en mayo y baja de los 3 millones por primera vez desde 2008

·7 min de lectura

Tras dos crisis económicas y una pandemia, se rompen las estadísticas: el paro se redujo en 99.512 personas en mayo, hasta un total de 2.922.911 desempleados, bajando de los tres millones por primera vez desde 2008, mientras que el empleo creció con 213.643 afiliados más de media a la Seguridad Social. Han tenido que pasar 13 años y siete meses, que se dice pronto.

Según los datos facilitados este jueves por el Ministerio de Trabajo, se trata de la cifra más baja de desempleados desde noviembre de 2008, al inicio de la crisis financiera. Respecto a mayo de 2021, el total de desempleados ha descendido en 858.259 personas.

En mayo, el paro bajó en todos los sectores económicos frente a abril con especial fuerza en servicios, 64.230 parados menos; seguido de construcción, con 10.008 parados menos; agricultura, 8.693 menos; e industria, 7.968 menos.

También descendió en el colectivo sin empleo anterior en 8.613 personas.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha escrito en Twitter que “queda mucho por hacer”. “La reducción del paro, el aumento de la contratación indefinida y la bajada del desempleo juvenil dibujan un camino esperanzador. Pero no olvidamos a las personas y familias que hay detrás de las cifras de paro. Seguimos trabajando para mejorar sus vidas”, señala.

Más tarde, en la Comisión de Trabajo del Congreso de los Diputados, ha recordado que en febrero de 2021 tuvo que dar “la peor cifra de paro” de su vida, mientras que hoy da “una muy buena noticia para el país”. También ha señalado que “el paro no solo está caminando en otra dirección, sino que la contratación por primera vez en nuestro país es de calidad”, en referencia al crecimiento de los contratos indefinidos. Son 14 años sin estos datos, ha repetido. “Las políticas públicas que estamos desplegando muestran su eficacia y el acompañamiento del diálogo social también es positivo para nuestro país”, ha zanjado.

Por sexo, el desempleo femenino bajó en mayo en 47.403 mujeres, hasta las 1.740.982 paradas inscritas en los servicios públicos de empleo; mientras que el paro masculino descendió en 52.109 hombres, hasta 1.182.009 desempleados.

Y por edad, el desempleo de los jóvenes menores de 25 años también bajó en mayo en 21.973 personas respecto al mes anterior, dejando el total de parados en esa franja en 199.920, la menor cifra de la serie histórica.

Por regiones, el paro registrado bajó en todas las comunidades autónomas.

En cuanto a la contratación, en mayo se firmaron 730.427 nuevos indefinidos, la cifra más alta en cualquier mes de la serie histórica, tras la aprobación de la reforma laboral.

Esta cifra supone prácticamente la mitad de todos los contratos registrados (1.640.595) y, por tipo, 291.308 fueron a tiempo completo, 264.524 fijos discontinuos y 174.595 a tiempo parcial.

La afiliación crece con 213.643 empleos en mayo

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, creció en mayo en 213.643 personas de media, una cifra en línea con las de mayo de 2021 y 2019, cerrando el mes con 20.232.723 ocupados a las puertas de la temporada de verano.

“El dinamismo del empleo se mantiene en mayo a pesar del contexto de incertidumbre”, destaca el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, que también incide en que “los efectos positivos de la reforma laboral siguen intensificándose”.

En cifras desestacionalizadas, el avance de la afiliación es de 33.366 personas en el último mes y supone sumar 185.987 trabajadores desde el cierre de 2021.

“Respecto al nivel de empleo de hace un año, el crecimiento es de 955.607 ocupados y respecto al nivel prepandemia ha aumentado en casi 540.000 personas, gracias al impulso del empleo privado”, añaden.

En cuanto al tipo de contrato, destacan que, al cierre de mayo, se registran un millón más de afiliados con contrato indefinido respecto a lo que era habitual antes de la pandemia en un mes de mayo.

En mayo, añaden, el 79 % de los afiliados tienen contratos indefinidos, lo que supone 8 puntos más de lo habitual antes de la pandemia.

En cuanto a los ERTE, 22.454 trabajadores están en un ERTE-ETOP, cifra que se mantiene estable, y 3.711 trabajadores siguen en los ERTE sectoriales aprobados para las agencias de viajes.

Un largo camino

España, tras estallar la crisis financiera, sobrepasó en diciembre de 2008 la barrera terrible de los tres millones de parados registrados y, pese al buen ritmo de creación de empleo que se alcanzó durante 2014 y 2019, nunca logró reducir. En el peor momento de crisis se llegaron a contabilizar más de cinco millones de personas que buscaban trabajo, un problema que se ha enquistado en nuestro mercado laboral, con casi la mitad de parados de larga duración, y que nos ha llevado a situarnos como el país de Europa a la cabeza del paro. Luego, llegó el coronavirus y hundió todos los esfuerzos.

El recorte de casi 100.000 parados menos apuntado en mayo -una cifra, no obstante, ligeramente inferior a la de mayo de 2021 e incluso al periodo 2014-2017- se ha conseguido gracias a un buen ritmo de creación de empleo, que duplica con creces la reducción del desempleo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha celebrado los últimos datos de empleo y ha subrayado que por primera vez desde el año 2008 el desempleo se sitúa por debajo de los tres millones de personas. Ha subrayado a su vez que la afiliación de trabajadores a la Seguridad Social ha marcado “un nuevo máximo”, en un mensaje en Twitter. “Crece el empleo, estable y de calidad, aumentan los contratos indefinidos y mujeres y jóvenes mejoran su situación”, ha añadido.

Por su parte, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha saludado que baje el paro pero considera que se “maquillan” los datos porque lo que antes era un contrato temporal ahora es un fijo discontinuo y “no computa en el paro”. A su entender, “cuando se maquilla la estadística, es difícil hacer comparaciones”. En una entrevista en Onda Cero, ha explicado que lo que antes era un contrato temporal “ahora es un fijo discontinuo y no computa en el paro”. “Lo que se ha hecho es una precariedad indefinida”, ha enfatizado, para insistir en que más de 750.000 personas que antes eran temporales, ahora son fijos discontinuos.

“Presumir con un paro bastante maquillado es cuanto menos algo que los españoles no se merecen”, ha aseverado Feijóo, para destacar que, a pesar de ese “cómputo”, España sigue siendo “el país de Europa con más paro de Europa” y el país con “más paro femenino de la Unión”. Por eso, ha dicho que el mercado laboran en España “no es para echar cohetes en ningún caso”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente