Parlamento de la UE retoma proceso por inmunidad de tres eurodiputados catalanes

·2 min de lectura
El Parlamento Europeo, el 16 de diciembre de 2020 en Bruselas, Bélgica

La Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo retomará el jueves el procedimiento por el pedido de retirada de la inmunidad a los eurodiputados catalanes Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, que se encontraba paralizado desde hace un año.

Los tres legisladores independentistas catalanes serán oídos en una sesión realizada bajo estricta reserva, de acuerdo con una fuente parlamentaria.

El tratamiento del pedido de retirada de la inmunidad, solicitado por el Tribunal Supremo de España, resultó paralizado en enero de 2020 porque el procedimiento exige la realización de sesiones bajo confidencialidad, que entonces no era posible garantizar en sesiones mediante videoconferencia.

La misma comisión había previsto realizar estas tres audiencias el 7 de diciembre, pero fueron postergadas para el jueves, en acuerdo con los propios legisladores.

En esta oportunidad, la sesión será mixta, con algunos integrantes de la comisión que participarán a distancia.

Cada legislador tendrá 15 minutos para hacer su defensa. De acuerdo con la normativa, el primer paso previsto es el análisis del informe del ponente del caso, el eurodiputado ultraconservador búlgaro Angel Dzhambazki.

Los tres eurodiputados firmaron una carta al resto de los legisladores recordándoles que la justicia belga reconfirmó hace una semana la negativa a extraditar a España al exconsejero catalán de Cultura, Lluís Puig, como pedía el gobierno español.

En la carta, Puigdemont, Comín y Ponsatí recordaron a sus pares que el rechazo a la extradición de Puig fue justificada por la Corte de Apelaciones por el "riesgo de violación de sus derechos fundamentales".

De acuerdo con los tres eurodiputados, el criterio utilizado para negar la extradición de Puig se aplica también a ellos.

Por eso, advirtieron que el procedimiento para retirarles la inmunidad puede "muy bien acabar convirtiéndose en una vergüenza para este Parlamento, ya que se ve obligado a desempeñar un papel en la persecución de un movimiento democrático".

La defensa de los tres eurodiputados catalanes afirma que el Parlamento debería rechazar la demanda de levantar la inmunidad por vicios de procedimiento, ausencia de pruebas y persecución política.

Puigdemont es acusado en España por sedición y malversación de fondos públicos, en un caso relacionado con el intento de secesión de Cataluña en 2017.

ahg/zm