El Parlamento de Sri Lanka confirma a Wickremesinghe como presidente, entre protestas limitadas

·5 min de lectura
© AFP/ Ishara S. Kodikara

En una votación, el Parlamento de Sri Lanka eligió este miércoles 20 de julio al primer ministro y presidente interino, Ranil Wickremesinghe, como nuevo jefe de Estado. La decisión podría profundizar la ira de la población que exige un cambio completo del Gobierno. Sin embargo, bajo el nuevo estado de emergencia, las manifestaciones por ahora han sido más moderadas, después del fuerte estallido social de las últimas semanas.

Con una abrumadora victoria en el Parlamento, el primer ministro y mandatario interino, Ranil Wickremesinghe, fue elegido como el nuevo presidente de Sri Lanka.

"Nuestro país enfrenta enormes desafíos y tenemos que trabajar en una nueva estrategia para cumplir con las aspiraciones de la gente (...) Ahora todos deben unirse", afirmó el líder de 73 años después de su victoria legislativa.

Pero su elección probablemente frustrará a los manifestantes que durante semanas han estado pidiendo su renuncia. Después de exigir también la dimisión del expresidente Gotabaya Rajapaksa, quien bajo la fuerte presión social dejó el cargo de manera formal el pasado 14 de julio, muchos ciudadanos piden un cambio completo del Gobierno.

Aun así, los legisladores parecen dirigir sus esperanzas hacia un liderazgo de Wickremesinghe, seis veces primer ministro, quien tiene una amplia experiencia en asuntos diplomáticos e internacionales y ha liderado ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) las conversaciones sobre un paquete de rescate para el país en bancarrota.

El nuevo jefe de Estado se enfrenta a un duro camino por delante. Sri Lanka continúa paralizada por la peor crisis económica desde 1948, con escasez de alimentos y combustible, y también lidia con una crisis masiva de confianza en el Parlamento.

"Espero que el resultado facilite la estabilidad política inmediata, que es un requisito previo imperativo para estabilizar la economía, de modo que se pueda convocar una elección general para restaurar el mandato popular a partir de entonces", aseguró el legislador de la oposición, Eran Wickramaratne.

En un discurso después de que se declarara su victoria, el nuevo presidente pidió a los partidos políticos de la oposición que trabajen con él. "No necesito decirles el estado en el que se encuentra nuestro país. Ahora que terminaron las elecciones, tenemos que poner fin a esta división. Teníamos 48 horas para estar divididos, pero de ahora en adelante estoy listo para tener un diálogo con ustedes", subrayó.

El otro candidato clave en la contienda de este miércoles, el legislador del partido gobernante Dullas Alahapperuma, recibió solo 82 votos. Un tercer candidato, Anura Kumara Dissanayaka, obtuvo solo tres, explicó un funcionario del Legislativo.

Protestas limitadas, tras semanas de fuerte estallido social

La elección de Wickremesinghe corre el riesgo de reavivar la agitación entre una población indignada por el colapso económico de la nación del sur de Asia. No obstante, las autoridades tomaron medidas para frenarlo.

Menos de una hora después de que fuera declarado presidente, el Gobierno emitió una orden judicial que prohíbe a cualquier persona congregarse en un radio de 50 metros alrededor de una estatua que se encuentra en Galle Face, en Colombo, el área donde los manifestantes antigubernamentales han acampado durante meses.

Además, desde el pasado 18 de julio, cuando se desempeñaba como mandatario interino, el líder declaró un segundo estado de emergencia. La medida permite dictar normas en interés de la seguridad y el orden públicos. Puede autorizar detenciones, tomar posesión de cualquier propiedad, allanar cualquier local y cambiar o suspender cualquier ley.

Hasta ahora la respuesta de los manifestantes frente a la elección del nuevo líder ha sido relativamente limitada, con algunas decenas de personas reunidas en los escalones de la secretaría presidencial, pero algunos prometieron concentrarse en presionar por la salida de Wickremesinghe.

"Estamos conmocionados. Es una persona que maneja las cosas de una manera muy astuta (…) Comenzará a controlarnos de una manera diferente. Como manifestantes, comenzaremos nuestra lucha nuevamente", advirtió la activista Damitha Abeyrathne.

Muchos de los cientos de miles que salieron a las calles la semana pasada para forzar el derrocamiento del anterior presidente Gotabaya Rajapaksa, se refieren a Wickremesinghe como un aliado de la familia Rajapaksa, a la que acusan de corrupción y de ayudar a llevar la nación al grave declive económico en que se encuentra.

Sin embargo, otros ven con optimismo los resultados logrados hasta ahora por medio de las protestas.

Chameera Dedduwage, un organizador de las movilizaciones previas, aseguró que la destitución de Rajapaksa había sido uno de los objetivos del movimiento y que los manifestantes tendrían que estar satisfechos por lograrlo.

"A diferencia de GR, Ranil no es populista: es conocido por ser un pragmático despiadado", declaró Dedduwage, refiriéndose a Rajapaksa por sus iniciales.

Wickremesinghe asumió como gobernante interino la semana pasada, luego de que Rajapaksa huyera en un avión militar a las Maldivas antes de tomar un vuelo comercial a Singapur.

El FMI señaló que espera llegar a un acuerdo sobre un rescate financiero del país con la nueva Administración.

"En el momento en que haya un Gobierno con el que podamos continuar nuestras discusiones, nuestro equipo estará allí", afirmó antes de la votación al diario asiático ‘Nikkei’ la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

La funcionaria agregó que tiene "muchas esperanzas" de completar las negociaciones del programa lo más rápido posible, con una buena base técnica hecha. En los últimos días Wickremesinghe ha señalado que un acuerdo con el FMI está próximo a ser alcanzado.

No obstante, se trata de todo un desafío en medio de una situación complicada que incluso ha obligado a la mayoría de sus habitantes a reducir la cantidad de alimentos que consume al día, sumergidos en la escasez de divisas que impiden las importaciones y la escasez de combustible y otros elementos básicos para subsistir.

Los expertos señalan que probablemente la nueva Administración deberá impulsar reformas que incluyan aumentos de impuestos para estabilizar la devastada economía, como aseguró al diario 'Financial Times' el gobernador del Banco Central, Nandalal Weerasinghe.

Con Reuters, AP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente