El Parlamento Europeo pide la liberación del activista turco Osman Kavala

·3 min de lectura

Estrasburgo (Francia), 5 may (EFE).- El Parlamento Europeo pidió este jueves la liberación "inmediata" del empresario y activista turco Osman Kavala, condenado a cadena perpetua la semana pasada, al entender que su sentencia se basa en "cargos injustificados" y solo busca "silenciarlo como defensor de los derechos humanos y disuadir a las voces críticas en Turquía".

La denuncia forma parte de una propuesta de resolución sobre el caso Kavala aprobada a mano alzada por la Cámara comunitaria, y que destaca las "constantes irregularidades" que, según el órgano legislativo europeo, ha habido en el juicio celebrado contra este empresario y filántropo, que dirige una ONG sobre arte y cultura.

En el veredicto, la justicia turca condena a Kavala por un supuesto "intento de derrocar al Gobierno", al vincularlo con las protestas de 2013 de la plaza Taksim de Estambul, que arrancaron como una acción ecologista en defensa de un parque que el Ejecutivo planeaba destruir, pero que, a raíz de la represión policial, desembocaron en movilizaciones antigubernamentales más amplias.

Junto a Kavala, que hasta ahora ya llevaba más de cuatro años en prisión preventiva, el tribunal turco también condenó por el mismo delito, pero a 18 años de cárcel, a otros siete acusados, para quienes la Eurocámara pidió igualmente su liberación.

El texto, presentado de forma conjunta por populares, socialdemócratas, liberales, ecologistas y La Izquierda, exige a Turquía que "implemente todos los veredictos" del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), un órgano que en 2019 ya reclamó la puesta en libertad de Kavala, aunque la sentencia no se cumplió.

Según el Parlamento Europeo, con estos desacatos al TEDH, Turquía "ha destruido de forma deliberada cualquier esperanza de reabrir su proceso de adhesión a la Unión Europea (UE)".

En la resolución aprobada, la Cámara comunitaria también mostró su "máxima preocupación" por la "deterioración de los derechos fundamentales" en el país desde el golpe de Estado fallido de 2016 contra el presidente Recep Tayyip Erdogan, quien inició entonces una persecución judicial contra activistas, juristas, académicos y periodistas no afines.

"Cuando todo un sistema político culmina sobre una misma persona, en un vértice sin balances ni contrapeso, al final, todo puede reducirse a prejuicios o a manías personales. Pero eso contamina a todo el Estado y a su imagen internacional", advirtió el eurodiputado del PSOE Ignacio Sánchez Amor, durante el debate en la Eurocámara.

El representante de Vox Hermann Tertsch afirmó que, "con este absurdo de la persecución a Kavala", Erdogan ha conseguido que todos los grupos del Parlamento estén "prácticamente de acuerdo" en que el caso es un "escándalo internacional".

En este sentido, el también eurodiputado español Miguel Urbán, del grupo de la Izquierda, exclamó que "la UE no puede seguir mirando hacia otro lado" y reclamó "acciones claras y contundentes" como, por ejemplo, "condicionar cualquier mejora de las relaciones oficiales con Turquía a sus obligaciones en materia de respeto de derechos humanos".

Mientras, el parlamentario de Junts per Catalunya Toni Comín reprochó "la inacción de Bruselas frente a la actuación española contra políticos vascos y catalanes", al considerar que "es la mejor coartada para el régimen autoritario que viola derechos humanos en Turquía".

Con todo, la propuesta de resolución aprobada por los eurodiputados pide tanto a la Comisión Europea como a los Estados miembros que visibilicen el caso Kavala, y que proporcionen ayuda política y diplomática a todas las personas detenidas de forma arbitraria en Turquía.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente