El Parlamento Europeo insta a reconocer a las familias LGTBIQ en todos los países de la UE

·3 min de lectura

Bruselas, 14 sep (EFE).- El Parlamento Europeo (PE) insta a los Estados miembros a reconocer plenamente los matrimonios o uniones LGTBIQ (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales, intersexuales y queer) registrados en otros países de la Unión Europea.

En una resolución aprobada este martes con 387 votos a favor, 161 en contra y 123 abstenciones, la Eurocámara aboga por un "enfoque común" en toda la UE para el reconocimiento de las uniones de personas LGTBIQ, al tiempo que exige a los Estados miembros asegurar la libre movilidad de las "familias arcoíris" y su derecho a la vida privada y familiar.

Asimismo, reclama a la Comisión Europea (CE) "medidas concretas" para garantizar la libre circulación de las familias LGTBIQ en el territorio de la UE y pide legislar para obligar a los países de la UE a reconocer como padres de un menor a aquellos adultos que aparezcan en un certificado de nacimiento expedido por cualquier país del bloque comunitario "independientemente del sexo legal o del estado civil de los citados adultos", así como a reconocer las uniones registradas en otros Estados miembros.

POLONIA Y HUNGRÍA EN EL CENTRO DEL DEBATE

Los eurodiputados pusieron el foco en el deterioro de la situación de las personas LGTBIQ en Polonia y Hungría, reclamando que se reanuden los debates sobre el proceso legal del Artículo 7 contra Polonia y Hungría sobre los derechos del colectivo, y pidieron a la CE que haga frente al "claro riesgo de grave vulneración" por parte de ambos países de los "valores en los que se fundamenta" la UE.

La resolución recuerda también que el Derecho de la Unión "prevalece sobre cualquier tipo de legislación nacional", por lo que los Estados miembros no pueden invocar ninguna prohibición "constitucional" del matrimonio entre personas del mismo género, ni invocar la protección constitucional de la "moral" o el "orden público" para impedir la libre circulación de las personas LGTBIQ dentro de la UE.

Aunque no se menciona expresamente el caso de Hungría, el país liderado por el ultranacionalista Viktor Orbán incluyó en la Constitución adoptada en 2011 que el matrimonio solo puede ser la unión de un hombre y una mujer, mientras que el pasado mes de diciembre el parlamento nacional aprobó una enmienda constitucional por la que se excluye a toda pareja homosexual del derecho a adoptar.

No es la primera vez que el Parlamento Europeo reprende a Hungría y Polonia por las medidas adoptadas a nivel nacional que socavan los derechos del colectivo. La institución europea declaró recientemente a la UE como zona de libertad para las personas LGTBIQ en un gesto simbólico frente a los ataques de los gobiernos polaco y húngaro contra ellos.

Sin embargo, la Eurocámara no solo hizo referencia a estos dos países y subrayó que, pese al estancamiento generalizado en la UE de los derechos humanos de las personas LGBTIQ que se ha producido durante este año según la asociación ILGA-Europe, no se ha materializado ningún cambio jurídico o político que afecte "positivamente" al colectivo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente