El Parlamento canario se une y Torres proclama que el enemigo es el volcán

·3 min de lectura

Santa Cruz de Tenerife, 14 oct (EFE).- El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha comparecido este jueves en el Parlamento autonómico para dar cuenta de la crisis volcánica en La Palma y, tras constatar la unidad total de la cámara y de las fuerzas políticas, advirtió de que "esto no va a ser ni rápido ni fácil" y que hay que tener claro que "el enemigo es uno", el volcán.

Todas las fuerzas parlamentarias, incluida la oposición, respaldaron la actuación de Torres y del Gobierno de Canarias ante esta emergencia, así como la del presidente Pedro Sánchez, la del presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, y la de los alcaldes de los municipios afectados: Los Llanos, El Paso y Tazacorte.

"Cuenten con nosotros, pero también vamos a ser críticos y exigentes", señaló la diputada de Coalición Canaria Nieves Lady Barreto mientras María Australia Navarro, portavoz del PP, garantizó que su partido "va a estar a la altura" de las circunstancias y va a aportar sus propuestas y experiencia, así como su control para que las ayudas lleguen cuanto antes a los damnificados.

El presidente de Canarias subrayó que ésta es la mayor tragedia volcánica en Europa en cien años, y su resolución, "tremendamente complicada", va a "comprometer a todos los grupos políticos en todos los lugares".

Pero afirmó que su Gobierno y el Parlamento de Canarias se van a "dejar el alma" para aliviar en lo posible el dolor de los palmeros.

"Mientas sea presidente me equivocaré, habrá errores, pero haré todo lo que pueda, y ustedes en el Parlamento también, ante la mayor tragedia de la isla de La Palma y quizás de Canarias", dijo.

El presidente agregó que ha sentido "el calor" de todos los grupos parlamentarios, de todos los partidos, de todos los presidentes autonómicos", y advirtió de que nadie debe tener la tentación de pretender conseguir "ni un ápice de notoriedad con esta desgracia".

"Puedes buscar mecanismos para enfrentarte a un incendio, pero contra un volcán la impotencia es absoluta, no hay nada que pueda impedir el avance de la lava"; no se sabe cuándo va a terminar la erupción y "no podemos cuantificar los daños finales", dijo Torres.

Para el presidente canario, "la unidad de acción es indiscutible y es relevante", como es relevante que el Gobierno de España haya comprometido más de 200 millones de euros o que en 20 días se hayan comprado casas, instalado depuradoras de agua o montado una oficina de atención a los afectados.

La única buena noticia es que no ha habido daños personales, algo que se debe en gran medida a la ciencia, agradeció el presidente, así como a la disposición del Plan de emergencias volcánicas (Pevolca) desde una semana antes de la erupción.

"Uno se acerca a La Palma y lo que respira es pena, tristeza, desolación, miedo al futuro. Pero también valentía, arrojo y esperanza. Los palmeros y las palmeras no se van a rendir", concluyó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente