Parisi, tercero en primera vuelta en Chile, decidirá su voto en una consulta

·2 min de lectura

Santiago de Chile, 23 nov (EFE).- Franco Parisi, el polémico economista que dio la sorpresa al quedar tercero en la primera vuelta de las presidenciales del domingo en Chile, decidirá si pide el voto en el balotaje para el ultraderechista José Antonio Kast o el izquierdista Gabriel Boric tras realizar una consulta con sus militantes.

"El Partido de la Gente (PDG) -cuyo presidente es Parisi- elegirá democráticamente quién será el próximo presidente. Pasamos de ser los más ninguneados a llevar la batuta", dijo en la madrugada de este martes el excandidato durante una retransmisión en Youtube.

Parisi, quien no viajó a Chile para los comicios e hizo campaña en redes sociales desde su residencia en Estados Unidos, explicó que organizará la consulta durante la primera quincena de diciembre, "ojalá invitando a ambos candidatos" para que "cuenten su visión".

"No es un debate ni un examen, pero la idea es que le cuenten a la comunidad del PDG qué están pensando y, desde ahí, en forma democrática y colectiva tomar una decisión", añadió.

Contra todo pronóstico, el liberal de 54 años logró un 13 % de las preferencias con más de 800.000 votos, desplazando al cuarto y quinto lugar a las cartas de los bloques de centroderecha y centroizquierda que gobernaron años desde la transición, el oficialista Sebastián Sichel y la democristiana Yasna Provoste, respectivamente.

Sin una inclinación política definida y con duras críticas a la clase política tradicional y la élite chilena, Parisi se impuso contra todo pronóstico y su apoyo a uno u otro candidato será clave en la segunda vuelta del 19 de diciembre, donde Kast y Boric llegan muy igualados, según las encuestas.

Es la primera vez desde el fin de la dictadura (1973-1990) que en las urnas se batirán dos modelos de país tan sumamente distintos.

Kast defiende el modelo neoliberal, entona un duro discurso antinmigración, basado en el orden y en los valores tradicionales, y más de una vez ha defendido al general Augusto Pinochet.

Boric, en tanto, ansía un Estado de bienestar parecido al europeo, con acento feminista y ecologista.

La carrera profesional de Parisi, apodado el "candidato fantasma" en la campaña, ha estado rodeada de interrogantes y salpicada de escándalos, pero ni las acusaciones de acoso sexual a estudiantes ni una supuesta orden de arraigo por el impago de las pensiones de sus hijos lograron desinflar al fenómeno.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente