Parisi, el candidato fantasma a la Presidencia que dio la sorpresa en Chile

·4 min de lectura

Santiago de Chile, 21 nov (EFE).- Lleva más de un año sin pisar Chile, hizo campaña para ser presidente a través de Youtube y Facebook y no participó en los grandes debates televisivos ni eventos de campaña al residir en Alabama, Estados Unidos.

Pese a ello, el candidato Franco Parisi, un polémico economista liberal, fue el fenómeno más inesperado de las elecciones presidenciales de este domingo en Chile al ubicarse tercero, con casi un 13 % de apoyo, para sustituir al conservador Sebastián Piñera.

Sus constantes ataques hacia la "casta política" y su fuerte discurso ultraliberal y anticorrupción llevaron al candidato, que saltó a la fama hace años por sus apariciones en la televisión chilena, a superar todas las marcas que pronosticaban los sondeos y desbancar a los candidatos de las dos grandes coaliciones.

Parisi no irá al balotaje del 19 de diciembre, que disputarán el ultraderechista José Antonio Kast y el exlíder estudiantil Gabriel Boric, pero su formación, el Partido de la Gente, que nació en 2019 y se legalizó en 2021, logró incluso irrumpir en la Cámara Baja como la quinta fuerza más votada logrando seis de los 155 asientos, con más del 75 % escrutado.

EL FENÓMENO DE LA ANTI-POLÍTICA

Bajo el lema "Los que incomodan a la gente" y repudiando a "la casta política", el economista logró sin estar en Chile situarse por detrás de Kast y de Boric.

Presentó sus propuestas en YouTube a través de su programa "Bad Boys", que emite en el canal "Parisi TeVe", en el que cuelga videos a diario acompañado de otros hombres, casi todos jóvenes youtubers, economistas, abogados o publicistas.

"Hablemos de la verdad, de cómo la derecha y la izquierda han usurpado tu dinero y se han hecho más ricos. Mientras más grande es el 'papá Estado', más chico es tu bolsillo", afirmaba en su franja electoral.

Para el politólogo Jaime Abedrapo, director de la Escuela de Gobierno de la Universidad de San Sebastián, su éxito es "un fenómeno comunicacional" basado en un fuerte discurso "antipolítico y de repudio a todas las formaciones, tanto de izquierda como de derecha", explicó a Efe.

UNA SEÑAL DE DESAFECCIÓN

No es la primera vez que se presenta a la Presidencia. En 2013 obtuvo más del 10 % de los votos como independiente, aunque haciendo campaña desde Chile, de forma convencional.

En esta ocasión, fue posponiendo su retorno y a solo días del cierre de campaña, el 11 de noviembre, anunció que padecía covid-19 y que no podría estar para las elecciones, la más cruciales de la historia reciente del país.

"Su candidatura denota una clara desafección hacia la política y una falta de esperanza en los programas colectivos", expresó a Efe la jefa de la carrera de Ciencia Política de la Universidad de Chile, Claudia Heiss.

El chileno Javier Sajuria, académico de la Queen Mary University of London (Reino Unido), agregó por su parte a Efe que "su discurso antistablishment y muy populista", le hace parecerse al "fenómeno del Movimiento 5 Estrellas del italiano Beppe Grillo".

Ahora, tanto Kast como Boric tienen los ojos puestos sobre su fracción de votantes, que según los expertos será crucial para decidir quién será el próximo presidente.

DENUNCIAS Y CONTROVERSIAS

La carrera de Parisi ha estado rodeada de interrogantes y salpicada de escándalos. Hasta hace poco afirmaba ejercer como docente en la Universidad de Alabama, pero según consignaron medios chilenos, la institución educativa negó que estuviera trabajando allí desde 2016.

Un informe de la Texas Tech University, revelado en una cadena de televisión estadounidense, le señalaba por acoso sexual contra una joven estudiante de 19 años, lo que habría provocado su despido de las dos universidades.

El candidato desmintió las acusaciones en diversas ocasiones, aunque en una entrevista posterior reconoció ser una persona "demasiado cariñosa".

Una investigación periodística de otro medio chileno, Canal 13, señaló en septiembre que supuestamente tiene una orden de arraigo en su contra desde agosto de 2020 por no pagar más de 200 millones de pesos (unos 260.000 dólares) en pensiones alimenticias a sus hijos.

Tanto Parisi como su abogada han declarado en sendas ocasiones "no reconocer esa deuda" y aseguran que el arraigo no impide al candidato retornar al país suramericano.

"Hay planificación de ir a Chile, pero no puedo decir cuándo", afirmó.

Patricia Nieto Mariño

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente