Un paramédico dice que George Floyd ya estaba muerto cuando él llegó al lugar del arresto

Joy POWELL con Ariela NAVARRO en Washington
·4 min de lectura
Una activista protesta fuera del lugar donde se celebra el juicio contra el policía acusado por la muerte de George Floyd, en Minneapolis, Minnesota, el 30 de marzo de 2021

Un paramédico que testificó este jueves en el juicio contra el expolicía Derek Chauvin, acusado de matar a George Floyd, declaró que el hombre negro de 46 años ya había "fallecido" cuando él llegó al lugar de su arresto.

El proceso en Minneapolis es seguido con expectación en Estados Unidos, donde muchas cadenas transmiten segmentos en directo con los testimonios, después de que la muerte del afroestadounidense Floyd desatara una ola de protestas contra el racismo no vista en décadas.

Floyd murió después de que Chauvin lo inmovilizara durante varios minutos colocándole la rodilla en el cuello. El expolicía, que se declaró no culpable, se enfrenta a hasta 40 años de prisión si es declarado culpable del cargo más grave que se le imputa, homicidio en segundo grado.

"Cuando llegué, él ya había fallecido y yo lo llevé al hospital, pero él siguió en paro cardíaco", señaló el paramédico Derek Smith en el cuarto día del juicio.

La fiscalía busca probar que fueron las acciones de Chauvin las que provocaron la muerte de Floyd, mientras que la defensa del exagente afirma que murió debido a que estaba drogado y tenía problemas de salud.

Smith indicó que Chauvin y otros agentes todavía estaban encima de Floyd para inmovilizarlo cuando su compañero de labores Seth Bravinder llegó al lugar con una ambulancia.

El paramédico intentó tomar el pulso de Floyd, tocándole la arteria carótida. "No sentí nada", dijo. "En términos simples yo pensé que estaba muerto", agregó.

Smith contó que junto a Bravinder y a los policías colocaron a Floyd en la ambulancia e intentaron reanimarlo haciéndole un masaje cardíaco y usando un desfibrilador, pero sus esfuerzos fueron infructuosos.

En su testimonio Bravinder dijo al tribunal que cuando llegaron, Floyd "no respondía". "No le vi moverse ni respirar", señaló.

También testificó un sargento de policía. David Pleoger, que estaba supervisando el turno de Chauvin el día del incidente, fue interrogado por los fiscales sobre el uso de la fuerza durante el arresto de Floyd.

"Cuando el señor Floyd ya no estaba ofreciendo ninguna resistencia a los oficiales, podrían haber puesto fin a su inmovilización", indicó.

- "Nos volvimos adictos" -

Este jueves también subió al estrado la novia del fallecido que relató que ambos lucharon contra una adición a los opioides.

Courteney Ross, una mujer blanca que mantuvo una relación con Floyd desde 2017 hasta su muerte, el pasado 25 de mayo, es la primera allegada del fallecido que declaró en el juicio.

La mujer de 45 años respondió a las preguntas con dificultad, entre lágrimas y sollozos la mayor parte del tiempo. En su relato contó los detalles del inicio de su relación, cómo se le acercó Floyd y la conquistó con su voz grave y un ofrecimiento a que rezaran juntos, en un momento en que la vio angustiada.

El fiscal Matthew Frank aprovechó el interrogatorio para indagar sobre la adicción a los opioides que compartían Floyd y Ross.

"Floyd y yo vivimos la clásica historia de adicción a los opioides", relató. "Nos volvimos adictos e intentamos con mucho esfuerzo romper la adicción muchas veces", dijo Ross.

Ambos tenían recetas para pastillas sedantes con opioides y tras volverse adictos comenzaron a comprar estas drogas en la calle o en el mercado negro.

- "Extinguió su vida" -

Según su novia, pese a la adicción, Floyd, un hombre que medía casi dos metros y pesaba 100 kilos, mantenía un estilo de vida saludable y se ejercitaba a diario.

"Se entrenaba con pesas que yo ni siquiera podría levantar", afirmó la mujer.

Una importante veta de la defensa del exagente es el hecho de que en el momento de su muerte Floyd presentaba fentanilo (un opioide sintético) en la sangre.

El abogado defensor Eric Nelson entró en escena centrando sus preguntas sobre la naturaleza de las drogas consumidas, cómo la pareja las conseguía y un episodio en marzo en el que Floyd tuvo una sobredosis y fue hospitalizado.

Ben Crump, el abogado de la familia Floyd, publicó un testimonio denunciando los esfuerzos de la defensa para "construir una narrativa de que la causa de la muerte de Floyd era el fentanilo en su sangre".

"Queremos recordarle al mundo que presenció su muerte en video que George estaba caminando, hablando, riéndose y respirando justo antes de que Derek Chauvin presionara su rodilla contra el cuello de George, lo que bloqueó su capacidad de respirar y extinguió su vida", dijo Crump.

an/ll