Paraguay prepara acciones ante las previsiones de sequía en los próximos meses

·2 min de lectura

Asunción, 21 jul (EFE).- El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, se reunió este miércoles con un equipo interinstitucional para analizar las medidas y acciones que se tomarán en los próximos meses para hacer frente a los pronósticos de sequía y su incidencia en los ríos Paraná y Paraguay.

El Ministerio de Hacienda, a través del Equipo Económico Nacional (EEN), se encargará de coordinar los trabajos y las futuras mesas de trabajo, centradas en la navegabilidad, la provisión de agua y la atención de las emergencias, como se anunció en la conferencia de prensa posterior al encuentro.

Las escasas lluvias registradas desde junio, unidas a previsiones similares para julio y agosto, apuntan a que las precipitaciones "van a estar por debajo del promedio", según dijo el titular de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), Félix Kanazawa.

"La lluvia es muy baja y es preocupante", alertó, y avisó de que se va a reflejar en el caudal de los ríos.

Las autoridades no descartan que se repitan situaciones como las de octubre de 2020, cuando el río Paraguay registró, a su paso por Asunción, 43 centímetros por debajo del cero hidrométrico, un registro que superó los 40 centímetros por debajo de ese nivel alcanzados en 1969.

El bajo caudal lastró la navegabilidad de los ríos Paraná y Paraguay, importantes corredores para el comercio del país, y también favoreció la extensión de los incendios y dificultó las tareas de extinción.

Con este precedente, el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Arnoldo Wiens, auguró este miércoles "mayores problemas que el año pasado", por eso ya se avanza en las tareas de dragado y limpieza de los ríos.

"Estamos trabajando a los efectos de que nuestro principal canal de importación y exportación no se sienta tan resentido y que el impacto sea lo mínimo posible", apuntó.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Joaquín Roa, manifestó que ya se están monitoreando los focos de incendio y la capacidad de traslado de agua, con disponibilidad para transportar 330.000 litros de manera inmediata.

"La falta de agua, con las bajas temperaturas (actuales), nos pone en alerta ante la posibilidad de que se produzcan incendios forestales", dijo Roa.

Durante los próximos meses, este equipo interinstitucional, con Hacienda al frente, seguirá analizando el impacto de los pronósticos meteorológicos.

El ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, señaló que los recursos económicos para anticiparse a los efectos de la futura sequía procederán del "redireccionamiento de préstamos que tienen algún saldo".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente