El papel "trascendental" de las pymes para reducir las emisiones globales CO2

·3 min de lectura

Madrid, 11 may (EFE).- Las pequeñas y medianas empresas (pymes) suponen "el 90 % de los negocios a nivel mundial", por lo que su contribución al calcular y reducir su propia huella de carbono es "trascendental" para cumplir los objetivos de neutralidad de carbono para 2050, han coincidido diversos expertos consultados por Efe.

Tras publicar la Ley de Cambio Climático y Transición Energética en el Boletín Oficial del Estado (el 20 de mayo de 2021), el Gobierno estableció un plazo de un año para fijar "la tipología de empresas" nacionales que "deberán calcular y publicar su huella de carbono".

La huella de carbono de una organización es la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos directa o indirectamente a través de una actividad desarrollada por dicha organización, según la guía 'Huella de carbono de una organización' publicada por el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco).

Hay tres alcances de estas emisiones: uno, las emisiones directas de la actividad de la empresa -como el consumo de combustibles en edificios o vehículos-; dos, las emisiones indirectas debidas al consumo de electricidad y tres, otras emisiones indirectas, como los viajes, servicios subcontratados, compras de productos, etcétera.

En este contexto, algunas empresas han desarrollado su propia calculadora de huella de carbono -a partir de los datos de sus facturas de agua, luz, gas y otros gastos- e incluso ofrecen consejos o asesoramiento a otras entidades para que conozcan sus emisiones de CO2 e identifiquen puntos de acción para poder reducirlas.

Este es el caso de Google, que recientemente ha desarrollado su 'Calculadora de carbono para empresas' junto con la compañía sueca Normativ, una herramienta a la que ya se han inscrito "más de mil pymes", según ha asegurado a Efe la ingeniera de preventas y especialista en sostenibilidad de Google España, Esther Morales.

Morales afirma que el proyecto busca "ayudar a las pymes con menos recursos a saber combatir esta crisis y tener visibilidad sobre sus emisiones", porque además de representar el 90 % de las compañías del cómputo global, las emisiones de las grandes empresas "se encuentran en sus cadenas de suministro, que generalmente están provistas por las pymes".

Esta ingeniera defiende que hay que "abandonar la idea de que lo que es bueno para el medioambiente es malo para el negocio", porque si se consigue que las cadenas de producción sean "más eficientes", las empresas obtendrán una "reducción en la electricidad, agua y otros recursos que utilizan", por lo que sus operaciones serán más rentables.

"Es trascendental que las pymes pongan su granito de arena", coincide Rubén Jiménez, mánager de la consultora técnica y ambiental Solid Forest, que también cuenta con su propia calculadora.

En entrevista a EFE, Jiménez alega que, de hecho, muchas "lo están haciendo", y menciona el caso de la agricultura y la ganadería, donde "casi todo son pymes que se están agrupando para tomar medidas de reducción de su huella" y así que "sus costes sean más baratos".

Además, este experto destaca algunas de las medidas "al alcance de la pequeña empresa para que reduzca la huella de sus productos o servicios", como la contratación de energía verde, que hace que puedan "reducir las emisiones de su consumo eléctrico a cero", o el consumo de insumos locales, que rebaja las emisiones de transporte.

LOS PROYECTOS DE COMPENSACIÓN DE EMISIONES

Para compensar sus emisiones, lo primero que ha de hacer una empresa es "calcular su huella e intentar reducirla al máximo posible", explica Alejandra Gimeno, responsable de la iniciativa CeroCO2 de la fundación ECODES, y una vez no se puede reducir más, "es cuando hay que compensar, pero es la ultimísima opción".

Para ese último recurso, las empresas pueden comprar créditos a la tonelada de carbono, precisa Gimeno, pero matiza que estos "tienen que estar verificados con estándares oficiales".

En ECODES, cuenta, han desarrollado una plataforma que ofrece tres proyectos de compensación de emisiones en tres países: uno en China, sobre el desarrollo de centrales hidroeléctricas para el abandono de los combustibles fósiles; otro en Perú, para evitar la deforestación en la Amazonía; y, el tercero, en Nicaragua, para reforestar.

Antonio López Gabaldón

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente