El papa pide respetar los derechos humanos en Baréin ante las autoridades del país

El papa Francisco ya está en Baréin para una estancia de cuatro días.

En su primer discurso ante las autoriadades del país instó a respetar los Derechos Humanos, a terminar con las discriminaciones por religión o sexo y a eliminar la pena de muerte.

El papa también pidió unas condiciones dignas de trabajo para los inmigrantes.

El pontífice fue recibido el palacio real de Sahir, un oasis en medio del desierto, por el propio rey Hamad bin Isa Al Jalifa.

En Baréin, la mayoría de sus cerca de un millón y medio de habitatantes es chií, pero el país está dirigido por una monarquía absoluta suní, próxima a Arabia Saudí, y rival de Irán.

Francisco visitará a la pequeña comunidad católica, de cerca 80 000 personas, en su totalidad inmigrantes.

Este viernes, día santo musulman, el papa clausurará el "Foro para el Diálogo: Oriente y Occidente para la Convivencia humana",

Se espera que tras la visita del papa Francisco, el rey pueda conceder una amnistía y liberar a algunos de los encarcelados, muchos de ellos participantes en la "Primavera Árabe" de 2011.