El papa Francisco visita la ciudad de L'Aquila ajeno a los rumores sobre su posible renuncia

·2 min de lectura
El papa Francisco visita la ciudad de L'Aquila ajeno a los rumores sobre su posible renuncia

Sentido encuentro en L'Aquila, Italia, entre el papa Francisco y los familiares de las víctimas del terremoto de 2009 en esta ciudad de la región de los Abruzos.

Francisco aprovechó la visita para visitar la tumba de Celestino V, el primer pontífice que renunció el mismo año de su elección, en 1294. El acto no ha dejado de generar cierta expectación, coincidiendo con los rumores de una posible renuncia de Jorge Bergoglio.

Francisco fue testigo de la difícil y larga reconstrucción que aún se lleva a cabo en L'Aquila, donde el seísmo de magnitud 6,3 acabó con la vida de más de 300 personas, dejando además 1500 heridos. 50.000 personas se quedaron sin hogar, y numerosos monumentos históricos quedaron seriamente dañados, entre ellos la catedral, que ya había sido víctima de otro grave terremoto en 1703.

La reconstrucción, recordaba el papa, no es solo física: "Vosotros, los habitantes de L'Aquila, habéis dado muestras de un carácter resistente", decía a los habitantes de la ciudad Francisco, "enraizado en vuestra tradición cristiana y cívica, que os ha permitido resistir la sacudida del sistema, e iniciar inmediatamente el valiente y paciente trabajo de reconstrucción".

El papa nombraba este sábado a 20 nuevos cardenales, entre ellos un español y cuatro latinoamericanos, y el lunes y el martes celebrará una reunión con todos los purpurados del mundo para reflexionar sobre la nueva Constitución Apostólica "Praedicate Evangelium", que reforma la organización de la Curia, la administración de la Iglesia católica.

En esta cita, aquellos que elegirán al futuro pontífice tras Francisco podrán verse y conversar para conocerse un poco mejor, tal y como afirmó este sábado el arzobispo emérito de Cartagena de Indias (Colombia), Jorge Enrique Jiménez Carvajal.

"Yo pienso que Francisco no está en retirada, creo ha corrido una voz en el mundo de que está en retirada. Yo nunca creí, pero ahora que lo vi personalmente", dijo Jiménez Carvajal a los medios. "Tenemos papa Francisco para mucho rato".