El papa Francisco termina su viaje de cuatro días en Baréin pidiendo por la paz

El papa Francisco finaliza su estancia en Baréin. Un viaje de cuatro días donde se refirió a la situación de los presos políticos en el país del golfo pérsico, y otros temas como el acuerdo de alto el fuego en Etiopía y la guerra en Ucrania.

Durante su último discurso, el pontífice instó a estos tres países a utilizar el diálogo como medio para conseguir la paz duradera y dejar atrás la violencia en todas sus formas.

Francisco concluye así un viaje de cuatro días a Baréin para intensificar la alianza con el islam, como ha hecho en sus ya más de diez viajes a países de mayoría musulmana y, para ello, volvió a reunirse con el imán de la Universidad de Al Azhar, de Egipto, Ahmed al Tayeb, con quien firmó en 2019 en Abu Dabi el documento para la Hermandad Humana, y también participó en una reunión del Consejo Musulmán de Ancianos, que promueve los valores de la tolerancia y la paz entre religiones.

Pero también su objetivo ha sido el de instar al respeto de no sólo la libertad religiosa, sino también "la libertad de culto" para que en toda la región los católicos puedan profesar su fe e ir, por ejemplo a misa, algo que no ocurre en la vecina Arabia saudí, donde no hay iglesias y algunos de los fieles cruzan el puente que les une a Baréin para poder participar en el rito.