El papa Francisco se reunió en privado con el emperador Naruhito

1 / 3
EFE/EPA/VATICAN MEDIA HANDOUT

Tokio, 25 nov (EFE).- El papa Francisco se reunió hoy durante unos 25 minutos en el palacio Imperial en Tokio con el recién entronizado emperador del Japón, Naruhito, y sin la presencia de la emperatriz Masako.

Francisco llegó en coche hasta la entrada del palacio donde le esperaba el emperador vestido con traje oscuro y pasaron algunos minutos estrechándose la mano y saludándose antes de entrar a la reunión.

En una enorme sala sin mobiliario, sentados en dos sillas y con una mesa con un enorme jarrón con flores en el fondo, comenzaron la reunión gracias a un intérprete por parte de la Casa Real.

El papa regaló a Naruhito un mosaico realizado por la fabrica de mosaicos del Vaticano que reproducía una vista del Arco de Tito, en Roma, del pintor Filippo Anivitti.

De nuevo, y siempre solos, el emperador acompañó al papa a la salida para despedirlo y no han transcendido más detalles de la reunión.

El papa y Naruhito mantuvieron una reunión en el Vaticano en 2016, cuando aún no era emperador.

En esta tercera jornada de su visita a Japón, Francisco también mantendrá una reunión con el primer ministro Shinzo Abe.