El papa Francisco empieza su viaje a Baréin: "una visita que hará pensar", asegura

"Una visita interesante que hará pensar".

Así ha calificado el Papa Francisco su viaje de de cuatro días a Baréin que ha comenzado este jueves en su charla con los periodistas que lo acompañan. Una visita para profundizar en el diálogo con el Islam, según el Vaticano, y volver a subrayar que la religión y la violencia son incompatibles.

A su llegada verá al rey Hamad bin Isa Al Jalifa. Luego pronunciará un discurso en el que se espera que hable de cuestiones sociales.

Los católicos, expectantes en Baréin

"Creo que todos solo queremos una cosa, que el Papa piense en la región, que piense en las adversidades a las que la gente se enfrenta aquí y que rece por ella, que rece por la paz en la zona", comenta este ciudadano de la india.

"Estamos felices, es un momento inolvidable para todos", asegura esta mujer filipina. "No solo para mí, para todos, que ahora él vaya a estar aquí delante de nosotros".

El máximo Pontífice, que sufre problemas de movilidad en la rodilla, tendrá contacto directo con la comunidad católica del país, formada por unas ochenta mil personas, la mayoría inmigrantes originarios de Filipinas y La India. El próximo sábado oficiará una misa ante unos veinte mil fieles.